Repasamos su vida en imágenes

El álbum de fotos de Cayetana de Alba, la duquesa libre

1 / 25

1 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

2 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

3 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

4 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

5 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

6 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

7 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

8 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

9 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

10 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

11 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

12 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

13 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

14 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

15 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

16 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

17 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

18 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

19 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

20 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

21 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

22 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

23 / 25

Duquesa de alba. no title

Gtres

24 / 25

Duquesa de Alba. no title

Gtres

20 de noviembre de 2014, 09:59

Por CONCHI ÁLVAREZ DE CIENFUEGOS

 

Si algo podemos decir tras repasar de manera fotográfica el álbum de la vida de Cayetana Fitz-James Stuart, es que esta exprimió cada segundo de cada día de su existencia.

 

Tuvo grandes amores, una familia que le apoyó hasta en la toma de decisiones más polémica e hizo en cada momento lo que le vino en gana. Nadie se atrevió a decirle nunca a la ‘duquesa rebelde’ qué pensar, cómo vestirse o con quién se tenía que relacionar. Ingobernable, su fama de mujer de carácter, con una mentalidad tan moderna que contradecía mucho de lo marcado por su tiempo, Cayetana siempre supo hacer de su capa un sayo y dejar su huella allí por donde pasaba.

 

La duquesa consiguió ganarse el cariño de todos gracias a su espontaneidad, que la alejaban de ese papel de aristócrata con más títulos nobiliarios del mundo, logrando derribar esas barreras que a veces se le suponen a un personaje de su posición.

 

A pesar de ser una mujer de gran modernidad, le perdían las tradiciones que se asocian con nuestro país. Enamorada del arte flamenco y de las sevillanas, Cayetana disfrutaba de la feria de Sevilla, así como de las tardes de toros, llegando a encontrar algunos de sus mejores amigos dentro de esta profesión.

 

Se nos ha ido uno de los personajes más queridos de la crónica social, pero también una pieza clave de la historia de nuestro país. 

Noticias relacionadas

Loading...