Toques y retoques

¿Por qué lo llaman cintura cuando quieren decir atrofia?

Conchi Álvarez de Cienfuegos
corsés entrenamiento famosas

7 de diciembre de 2015, 09:28

De un tiempo a esta parte, vengo observando cómo Instagram se ha convertido en la red social de lo absurdo. Veréis por qué. Todo empezó, cómo no, con las hermanas Kardashian, siempre pioneras en todo y capaces de anunciar CUALQUIER cosa (hasta medicamentos contra las náuseas del embarazo, doy fe). Pues bien, una de estas barbaridades que promocionan en sus cuentas son las fajas o corsés de entrenamiento (waist training), cuya máxima función, según estas hermanas (esas expertas en fitness y salud) es desarrollar una cinturita de avispa. Lo que hacía Mami con Escarlata O’Hara cada mañana, vamos.

corsés entrenamiento famosas

"Señorita Escarlaaata, no creo que copiar a Kim Kardashian sea la mejor idea". "¡Continúa apretando mami, hasta que no me quede un soplo de aire!"

Me encontraba muy perdida. Los corsés eran aparatos incómodos, provocaban atrofias en las mujeres y quedaron desterrados (afortunadamente) hace décadas, ¿por qué las Kardashian querrían acabar con la especie femenina entonces? Decidí que lo que mejor podía hacer era consultar a verdaderas expertas en fitness así que me puse en contacto con dos eminencias del tema, Verónica Costa y Patricia Méndez. Las dos me han quitado de la cabeza la idea de que con estos productos conseguiré la cintura de Jessica Rabbit y ambas han coincidido en una cosa: estos corsés en vez de fortalecer, debilitan. “El uso habitual en exceso de estas fajas puede provocar que la zona abdominal se vuelva más 'débil' y esto es muy importante, ya que nuestro core es la base de nuestro equilibrio, y podría afectar a nuestra fuerza”, comenta Verónica, a lo que Patricia me explica “nuestro cuerpo tiene su propia faja natural que sirve de sostén. Esa faja es nuestra musculatura abdominal y lumbar. Utilizar de forma continuada un elemento externo que supla esa función de sostén lo que hace es que los músculos de nuestro core se inhiban y se debiliten”.

corsés entrenamiento famosas

Prometo que la foto no tiene ninguna clase de retoque. Lo único que quedarán muy 'tocados' son los órganos vitales de Khloe

O sea, que lo de ponérmela en casa mientras estoy ordenando y poniéndome al día, ya lo voy descartando... “Únicamente sirven como sujeción de la musculatura abdominal y lumbar en situaciones en las cuales se trabaja con altas cargas de peso, ya que al fijar los músculos que recubren evitan movimientos bruscos que puedan derivar en lesiones”, añade Méndez. Id sacándola de la wishlist si pensabais que con ellas ibais a definir cintura sin hacer nada más que daros paseítos por casa.

Lo que sí que provocan es que perdamos agua. “Al usarla hace que esta zona de nuestro cuerpo sude más y perdamos más líquido durante el entrenamiento, esto no quiere decir que quememos más grasa, pero sí agua subcutánea”, desvela Verónica, y para que me quede claro Patricia remata “se tiende a asociar sudoración con pérdida de grasa, lo cual no es correcto, la grasa no desaparece por sí sola, requiere de otros procesos”.

Por no hablar del peligro que estas bandas elásticas provocan si se hace un uso continuado de ellas, “estas oprimen las costillas flotantes, comprimiendo también pulmones, riñones, estómago e intestinos lo cual puede alterar su correcto funcionamiento”, me alerta Méndez.

Resumiendo: corsés de entrenamiento sí para ejercicios que requieran que protejamos nuestras lumbares, corsés de entrenamiento no para tener la silueta de una botella de Cocacola. Para eso mejor llevar una alimentación cuidada, practicar ejercicio cardiovascular y hacer rutinas con pesas. Todo lo demás, cuentos chinos, o torturas más propias de Torquemada.

corsés entrenamiento famosas

Sudores fríos nos entran al pensar que tenemos que someternos a semejante tortura propia de la Inquisición

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...