No es por maldad

Sí, pero... Antonio Tejado

Antonio David Flores Pilar Eyre
Antonio Tejado
Pedro Pernía

28 de mayo de 2016, 12:20

Yo te veía ahí, jovencillo, a merced de una mujer tan intensa como Chayo Mohedano y una tía tan potente como María del Monte y disculpaba tus múltiples chorradas pensando que al final la vida te convertiría en una persona digna y responsable. Parecía que ibas bien encaminado.

Sí, pero...

Aquella paloma ingenua se convirtió en un adulto arrogante que se creía irresistible y utilizaba su supuesto atractivo para largarnos unas bolas en televisión que temblaba el misterio. Qué bobo eres, muchacho. Pero todavía estás a tiempo de rectificar, mírate en el espejo de Antonio David Flores, que tuvo unos comienzos como los tuyos y ha sabido reciclarse hasta el punto de que si me dicen que ha escrito un ensayo sobre Kierkegaard me lo creo y corro a comprarlo para tenerlo en la mesa de noche. Al libro, pero a Antonio David, si quiere, también.

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...