No es por maldad

Sí, pero… Ana Obregón.

Pilar Eyre
Ana Obregón

18 de junio de 2016, 11:24

Te conocí hace tres décadas en un festival de cine en el que me confesaste que estabas rodando con Visconti y cuando argüí que el pobre llevaba tiempo fallecido, respondiste “¿y?” Desde entonces no has dejado de divertirnos, tus hombres son nuestros hombres, tu hijo es nuestro hijo, tu vida es nuestra vida y te amamos por eso.

Sí, pero…

Pero, ¿qué nos has hecho, Ana querida? ¡Has osado mancillar tu mejor patrimonio, tus posados en bikini, para ofrecernos unas fotos en camisón en las que no enseñas nada! Pero ¿de qué pasta crees que estamos hechos? Junto a mi perro estoy intentando contener a los cientos de miles de españoles defraudados por esta estafa, que ríete tú de Madoff o de la Púnica, pero no respondo. Por la madonna del Orto, posa, Ana, posa, que queremos reírnos un rato (que quede claro que de buen rollo).

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...