No es por maldad

Letizia: "… si no me hubiera metido en este lío me hubiera gustado dedicarme al cine"

Pilar Eyre
Letizia

15 de julio de 2016, 13:25

Chist, chist, muy bajito. Acérquense. Me voy enterando de más cosas de Letizia en la entrega de premios de la fundación princesa de Girona, ¡una frase atrapada al vuelo por una de las asistentes! En un momento dado, Letizia cogió del brazo al director de cine Juan Antonio Bayona, un ejemplo de superación ya que desde un humilde barrio barcelonés ha llegado a Hollywood, se lo llevó aparte y le hizo una confidencia en un susurro audible para mi informante: “Te admiro, por tu trayectoria y porque tienes una profesión estupenda”. Y confesó “si no me hubiera metido en este lio…” y señaló con el índice a su alrededor, es decir, rey, president de la generalitat, palacio de congresos, periodistas, “… si no me hubiera metido en este lío me hubiera gustado dedicarme al cine”. Pregunto en qué tono lo dijo: “con nostalgia y una punta de tristeza”.

¡Momento, que no se me olvide lo de Soledad León de Salazar, nuevo rostro de Hable con ellas! Doña Soledad y la que esto firma trabajaron a las órdenes de Jordi González en el paleolítico superior, es decir, hace veinte años. Era una señora bien, de derechas, católica (como yo), socia del Polo (como yo), y le horrorizaba como a mí que el toples asolara nuestras playas, antaño tan elegantes. Estas coincidencias nos hicieron amigas. Yo no sé si habrá cambiado, pero si sé que Josep Ferrer, que la habita, sigue siendo tan ingenioso, divertido y buena gente como en aquella época entrañable en la que todos éramos más pobres y más felices.

Por cierto, que en aquel programa hablábamos bastante de Lequio y a doña Soledad le caía bien porque decía que era “muy Borbón”. Un Lequio que, mientras Olvido Hormigos explica que se ha acostado con él, juega aristocrática y tranquilamente al golf.

Cambian rostros en televisión, radio y revistas porque se marchan de vacaciones, pero no se preocupen mis lectores que de aquí no me mueven ni con disolvente, que ya lo sé yo: te vas unos días, te sustituye alguien más joven y brillante ¡y patada al canto! ¡el viejo truco! ¡que no hemos nacido ayer! (desgraciadamente).

Más Sobre...

Loading...