No es por maldad

"En Marbella mi especialidad eran las entrevistas ebrias de madrugada"

La exemperatriz Soraya

Más Sobre...

Famosos en Marbella Vacaciones de los famosos Verano

5 de agosto de 2017, 16:09 | Actualizado a

¡Ay, aquella Marbella de vino y rosas en la que pasé diez veranos de mi vida! Empezaba la temporada con el cumpleaños de Jaime de Mora y Aragón, un año salieron volando unas pobres palomas del pastel que fueron despedazadas por los ventiladores del techo, bañándonos a todos en plumas y sangre como en una película gore. Y terminaba con la fiesta de la Cruz Roja, donde la exemperatriz Soraya, la de los ojos tristes, se cogía unas cogorzas descomunales y acababa en brazos de algún camarero.

Mi especialidad eran las entrevistas ebrias de madrugada. En un tablao pillé a Antonio González, el Pescaílla, marido de Lola Flores. Me contó (en catalán) que con Lola no tenía sexo, que eran como hermanos, y terminó pidiéndome dinero para un taxi. Mi jefe tituló la entrevista “El Pescaílla ya no mueve la cola”. Al cabo de pocos días me encontré a la Faraona en el casino, ¡tierra trágame! Ya iba a camuflarme de ficus cuando me descubrió, vino y me dijo sin ningún circunloquio, “!tú, hija de…!, la próxima vez que hables de la cola de mi marío, te reviento la cabeza”.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?