No es por maldad

"Doy fe de que las señoras se desmayan al paso de 'El Yiyo'. Incluso vi alguna que le metió una nota en el bolsillo"

Pilar Eyre
Yiyo

8 de junio de 2016, 07:00

¡Ya está aquí! A depilarse y a hacerse una buena limpieza de cutis, que bajo este solazo no hay imperfección que pueda esconderse. Estoy hablando del verano, por supuesto, y florecen… ¡ostras, tú, las terrazas! Voy a la inauguración de la del restaurante Dos Torres, tan cerca de mi casa que puedo bajar en zapatillas, y me encuentro al tout Barcelona. Antonia Dell’Ate, con anorak, pone cara rara cuando le preguntan por la enfermedad que estuvo a punto de llevársela al otro barrio: “Ah, ya estoy bien”, y no se separa del bailaor Yiyo, el Billy Elliot flamenco, el chico de Badalona del que hablan todos. ¡La bomba de guapo y vestido de Armani! ¡Será su imagen! Lo amadrina la exquisita editora Diana Zaforteza, que me dice “ni Cortés, ni Farruquito, nadie como El Yiyo”, y doy fe de que las señoras se desmayan a su paso. Incluso vi alguna que le metió una nota en el bolsillo. ¡Eh, cuidado, que el chaval solo tiene 19 años! Y es que yo tengo experiencia en detectar estas cosas. Hace muchos años, Antonio Gades se alojó en casa de mis padres y su habitación fue un desfile incesante de señoras bien que iban a qué sé yo. Ya saliendo, me encuentro a Javier Escobar, el dios de los relaciones públicas. Lleva corbata verde y me aclara “es V.E.R.D.E., ¡Viva El Rey De España!”. Como tenemos overbooking de monarcas le pregunto que cuál y se asombra. “¡Pues cuál va a ser!, ¡la duda ofende!”.

 

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...