No es por maldad

"Al lío, pero sin nombres, que ya he sentido sobre mi lomo el castigo de la persona de la que voy a hablar"

Pilar Eyre

3 de junio de 2017, 10:57

Bien, ¡basta de batallitas! Al lío, pero sin nombres, que ya he sentido sobre mi lomo el castigo de la persona de la que voy a hablar. Centro de belleza de la zona alta de Barcelona. Una señorita se hace “todo”, limpieza de cutis, masajes, tratamientos para el pelo, manipedicura… Al ver la factura pone grito en el cielo y manifiesta, “considero que todo es muy caro y no lo voy a pagar”. ¡Consternación! ¡Es la primera vez que pasa! Se justifica el precio, ella niega con la cabeza, y al final el personal pregunta “¿Cuánto quiere abonar?” La otra dice tanto, transigen y adiós muy buenas. Y es que hay que doblegarse cuando se trata de la h… ¡ay, ha estado a punto de escapárseme quién era la interfecta!

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...