Me he hecho más fría y he marcado distancia emocional con quienes han juzgado mi concurso

Mila Ximénez
Gtres

Actualizado a

Estoy volviendo a la rutina después de 103 días aislada. A pesar de que Jorge intenta hablar lo mínimo conmigo de mi experiencia por protección, creo, es cierto que no me ha sido fácil. Y él lo sabe, pero una vez que estoy fuera, sólo me importa saber que el resultado final, para mí y para la gente que quiero, ha sido positivo. He tenido mucho tiempo para pensar en cosas que no me paraba a analizar por el ritmo del trabajo y el ruido que tenía alrededor, sobre todo en mi entronque a la queja en una vida que me ha proporcionado muchas más cosas de las que podía imaginar.


He releído la carta que me escribió Jorge y he hablado con Alba mucho de esto, y es cierto que me permitía muy poco el disfrute. Una vez fuera, estoy haciendo ese ejercicio y el de protección de mi medio ambiente. Quiero decir, he visto que la gente que me quiere ha estado conmigo sin flaquear un segundo. Es verdad que me he hecho más fría con respecto a algunos que han juzgado mi concurso, no por el hecho de la crítica, sino porque me han marcado la distancia entre lo profesional y lo emocional.

He estado muy cerca de Kiko H., Belen Ro y María estos días y, cuando les miro, siento que su generosidad ha sido impagable. Además de otros que no salen en pantalla y que han seguido abrazándome a pesar de mis equivocaciones en el concurso. Una noche salí a cenar con Jorge y con Kiko y, mientras nos contábamos historias de nuestras vidas y reíamos, les miraba pensando que con ellos SIEMPRE estaré a salvo. Sí, estoy mucho más vulnerable al afecto y menos a la guerra continuada que me llevó a un estado de ansiedad que mermaba mi relación con la gente que realmente me importa. Ahora siento mucho más los abrazos y me distancio de la competitividad. Me merezco, después de muchos años, bajar los latidos con situaciones que no me repercuten en lo personal.

He disfrutado de mis nietos como hacía tiempo que no lo hacía en estos días de descanso, porque siempre tenían la sensación de tener que cuidar mi cansancio. Y, sobre todo, quiero dar las gracias a mi hija y también a mi hermano por recomponer mis trozos con tanta delicadeza y amor infinito. Esta es mi vida a partir de ahora. El abrazo a los que me amaron a pesar de mis distancias y que siempre han estado tejiendo lianas para que no me cayera en mis saltos. Sin ti Alba, jamás habría conseguido mirar al futuro sin que el pasado me mordiera. Gracias, mi amor.

Más Sobre...

Mila Ximénez Gran Hermano VIP 7 Sálvame

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?