"Cuando el clan Pantoja se mueve en grupo deja olor a cutrez"

¿Y tú qué opinas?

Isabel Pantoja en concierto

16 de noviembre de 2016, 07:00

Volvemos al mundo Pantoja de nuevo. ¡Qué pereza! A Pantoja le abren las puertas de la cárcel y ella se tira de nuevo a nuestras vidas haciéndolas un poco menos amables. Cada vez que este clan se mueve en grupo consigue dejar un olor a conflicto y cutrez que, a mí al menos, me saca de quicio. Son especialistas en la venta de mohínes desagradables y productos caducados.

Los aplausos de su público

La jefa del clan presenta nuevo disco vestida de santera y rodeada de estrellas. Las del escenario, claro. Aparece en escena abriendo los brazos para recoger los aplausos de su público. En este momento es la única recolecta que le queda de un campo de siembra muy fructífero durante muchos años y no precisamente por sus éxitos profesionales. Que los ha tenido, sin duda. Pero siempre ha elegido para vendimiar el camino más corto. El mismo que la ha conducido a prisión.

Hotel de lujo y comida rápida

Isabel Pantoja tiene una virtud inigualable: reciclar cualquier vertedero en producto de consumo. Algunos piensan que la odio y están muy equivocados. He intentado mirarla desde lejos y encontrar un punto que me acerque. Al fin y al cabo forma parte de esa materia prima que consumimos a diario y a veces nos engancha. Pero no encuentro ningún anclaje donde colgarme. Le faltan elementos vitales para ser una auténtica estrella.

Los pantoja superan a Trump

Me cuentan que se va a ir a vivir a la urbanización La Finca y no puedo remediar ver las imágenes de un repartidor de comida rápida bañada en colesterol entrando por las puertas del hotel Palace. La imagen más barriobajera que he visto en años. Me imagino a los vecinos millonarios de los granjeros Pantojas oliendo a grasa y soportando las fiestas de Paquirrín con sus colegas, mezclando ruidos que él define como música y ordenando a la seguridad de tan exclusiva urbanización que abran la entrada a moteros con productos energizantes. Vamos, que van a abaratar el metro cuadrado con la misma rapidez que los chinos los edificios en Madrid.

Tenemos espectáculo garantizado con esta familia durante mucho tiempo. Estoy segura. Así que después de la resaca del nombramiento de Trump como presidente de los Estados Unidos, los Pantoja lo superarán en los espectáculos del esperpento. ¡Qué se le va a hacer! No hay quien pare el consumo de colesterol.

El blog de Mila Ximénez

Por Mila Ximénez

Comienzo una nueva andadura como colaboradora de Lecturas. Una aventura que voy a disfrutar, sin duda. Cada semana os hablaré de todo aquello, y aquellos que me hacen revolverme, indignarme o divertirme. Siempre con el leve filtro y la pasión que me caracterizan. Todo bajo el punto... de Mila.