Justin Bieber
Gtres

4 de noviembre de 2015, 07:00

Recuerdo a Halle Berry saliendo del agua con aquel bikini naranja y el mismo cinturón blanco que cuarenta años antes había llevado la mítica Ursula Andress. De la suiza dijeron que estaba demasiado sexy en la escena en la que aparecía mojada y la compararon con la Venus de Botticelli. Se quedaron cortos, es una de las mejores secuencias del cine. Jane Seymour, Tery Hatcher, Eva Green, Maria Grazia Cuccinotta o Kim Basinger también fueron ‘chicas Bond’. En este recorrido de bellezas podría estar –o debería estar– Penélope Cruz. De hecho se rumoreó que la actriz española sería la elegida para ‘Spectre’, la última de 007. Al final, no. Una pena. Esta misma semana vimos en un espectacular estreno en la Ópera de Madrid cómo el papel ha acabado en los pechos de la exuberante Monica Bellucci.

Mónica Bellucci


No dejo de pensar en las bellezas españolas que también podrían ser chicas Bond. Vayan preparando de mi parte, y con permiso de Ian Fleming (autor de la saga de James Bond), un dry Martini agitado, pero no revuelto para Paula Echevarría, Dafne Fernández, Laura Sánchez, María Valverde, Clara Lago, Blanca Suárez, Inma Cuesta, Ana Fernández y Adriana Ugarte. Me gustan. Tienen gancho, son bellas y buenas actrices. Todas ellas podrían salir del agua con otro cinturón al estilo Úrsula y caminar voluptuosas hacia los brazos del agente secreto de turno. ¿Quién será el próximo? Ahora se busca al nuevo Bond después de la espantada de Daniel Craig. “Preferiría romper un vaso y cortarme las muñecas antes de volver a encarnar al agente secreto”, ha dicho. Y por si no nos quedaba claro ha añadido: “No, en este momento no. Desde luego que no”. Más claro agua. Han sido cuatro películas tirándose de aviones, subiendo a coches acelerados y pidiendo dry Martini en los hoteles más caros. Entiendo que se canse. Todos podríamos agotarnos de hacer el mismo papel durante muchos años. Lo cierto es que todo el mundo quiere ser James Bond y hay una larga lista de hombres que están esperando que suene el teléfono para ser Fallera Mayor. Es un papel icónico, que proyecta al firmamento del cine y que, supongo, debe estar muy bien pagado.

Rubén Cortada


Ahora que se busca al nuevo agente Bond, James Bond, propongo a Miguel Ángel Silvestre, Rubén Cortada o Mario Casas. Estos buenos actores de piel tropical, tal vez no tienen la madurez del británico Craig ni de Brosnan, pero sí tienen el entrenamiento físico. Con un poco de azúcar, la edad llega. Siempre llega. Apostemos por lo nuestro. Ocho actores han sido Bond: Barry Nelson, Sean Connery, David Niven (la parodia del agente jubilado), George Lazenby, Roger Moore, Timothy Dalton, Pierce Brosnan y Daniel Craig. ¿Será Jude Law, Hugh Grant o Clive Owen el próximo? ¿Será Rubén Cortada? ¿Por qué no?
Desde luego, el que no encaja es Justin Bieber que, con gorro de lana y sudadera, apareció desganado, inapetente y apático en un maravilloso plató como el de ‘El hormiguero’. ¡Con el calor que hace en un plató! Tal vez tenía mal día, tal vez estaba febril, tal vez estaba del revés, tal vez es un niño, tal vez estaba agotado… ¿Qué sé yo? Puede haber mil razones para estar mal y, aun así, cumplir elegantemente con un compromiso. Cuando estás de promoción de tu trabajo debes entregarte. Mi prima dice que esa gilipollez sólo la hacen cuando son muy ricos y todo les importa un pimiento. Lo cierto es que la fama es así. Los focos no te convierten en un necio, pero sí descubren a los que ya lo eran. No hablo de Justin, hablo en general.
Dejemos a los niños y quedémonos con los adultos. Pensemos en James Bond otra vez. Escribo esto desde la habitación 1002 del Hotel Ercilla de Bilbao, donde he estado de promoción presentando mi quinta novela. Me dicen que ‘No me dejes (Ne me quitte pas)’ será traducida al alemán, al italiano y al polaco. Apenas he podido dormir de la emoción. Ahora mismo vengo de la cafetería, después de engullir dos tostadas con mermelada, doble café y una ración de risas con Pilar Eyre. Después de leer su libro, en el que se desnuda literal, emocional y físicamente, estoy convencido de que ella debería escribir el guión de las escenas de amor y sexo del nuevo agente 007. Qué osada eres Pilar. Bravo.

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...