El bulevar

"La gira del actor y del escritor es muy similar, de plaza en plaza y con la maleta a cuestas"

Màxim Huerta
Màxim Huerta en Santiago de Compostela

2 de diciembre de 2015, 07:00

Escribo hoy mi bulevar desde Coruña, después de pasar por la maravillosa plaza de María Pita. Ahora llueve, igual que ayer frente a la Catedral de Santiago donde siempre entro, tal y como habría querido mi abuela Irene. Observo como le están quitando el verdor de la fachada del Pórtico y me sorprendo mirando los detalles, ya no se hacen ya construcciones así: extraordinarias. Ando de turné con mi novela y voy equivocándome cada vez que entro y salgo de la habitación del hotel de turno, se me olvida donde está el ascensor y luego me pierdo a la salida del desayuno. Pero está siendo un regalo dar la vuelta al país con una novela bajo el brazo y sumando besos de lectoras desde Málaga a Vigo, desde Valencia a Bilbao. Gracias. Sólo pongo una pega, ¿por qué todavía no han puesto enchufes junto a la cama de los hoteles? Un poquito de solidaridad con los que viajamos sin despertador y nos tropezamos con la silla para apagar el móvil que hemos tenido que dejar en el enchufe del mueble bar.

En esta entrada y salida de hoteles me encuentro con Santi Millán y Corbacho que andaban por el comedor de un hotel de Santiago de Compostela preparándose para la obra que representan: “Santi Millán Live!”

Santi Millán hace de todo y todo lo hace bien, lo mismo te presenta un programa que te actúa en una serie, que se pone una peluca y te hace una imitación. Yo envidiaba su pelo de antes, ese que te hace ser sexy con mover un poco las greñas sobre la frente. Ahora lo lleva corto y anda de tipo maduro. Millán y Corbacho me han hecho reír de verdad, no un jaja de risa forzada, no; risa sana y reparadora de la de darte codazos. A Santi Millán le descubrí con los maravillosos personajes de 'La Cubana' y jamás he olvidado la letra de su Cegada de Amor. “Estrellita mon cherie”, “La caca de la paloma” o aquel “Nada es verdad, nada es mentira, todo depende del cristal con qué se mira…” Qué capacidad de darle una vuelta al costumbrismo más bizarro han tenido siempre desde 'La Cubana'. Corbacho también. Es de esos tipos con pinta de familiar cercano que me recuerdan a los cómicos de autobús y tren que tan bien retrataba Fernán Gómez.

Los tres nos quedamos en el mesa del comedor del hotel enviando whatsaps a la familia y en un silencio propio de misa de domingo. La gira del actor y la del escritor es muy similar, de plaza en plaza y con la maleta a cuestas. En el postre, mientras los miro comer, pienso que podríamos representar “El viaje a ninguna parte versión 2015” con nuestros amores, desamores, deseos y frustraciones. Buscamos a José Sacristán y recuperamos a Gabino Diego. Todo listo.

Corbacho y Santi Millán

En Sevilla coincido con Sergio Dalma pero no nos da tiempo a saludarnos. Una lectora me dice que cuando yo le firme el libro se irá corriendo a por el disco de Dalma, y le doy un beso para que se lo dé de mi parte. Coincidimos firmando en la misma ciudad y al día siguiente vuelve a pasarnos lo mismo en Málaga. Caray, Dalma, qué gentío. Enhorabuena por tu nuevo disco. Con la chica de la FNAC que me acompaña hablamos de Sergio y de cómo se comportan los artistas con su público. Hay algunas estrellas de nueva hornada que jamás llegarán a conocerlos bien sus seguidores. Los caprichos, los malos gestos y la soberbia de algún jovencito va de boca en boca sin llegar a los fans para que no se asusten y dejen de comprarles discos. Sergio, obviamente, es un señor. No solo trata con cariño a los fans, también a todos los demás que trabajan alrededor. Una foto, una firma y una sonrisa. El agotamiento lo deja para la habitación de hotel.

Al bajar del avión en Madrid me quedé charlando tranquilamente con Rosa Montero con la que vuelvo a coincidir, los dos veníamos en el mismo vuelo y acabamos charlando de nuestros perros mientras las maletas daban vueltas en la cinta transportadora.

Y, ¿cómo acaba la semana? Sentado en un coche con dirección Badajoz junto a la ex ministra González Sinde. Mano a mano. He sido el encargado de presentar la gala Felipe Trigo de Villanueva de la Serena y Ángeles ha ejercido de Presidenta del Jurado. Qué complicidades más estupendas nacen en un trayecto por los espectaculares paisajes extremeños. Qué bonito es este país, leñe. Qué variado. Y qué maravilloso descubrir pueblos sencillos llenos de ilusión que apuestan por la cultura. Villanueva de la Serena es la patria del jugador de la NBA José Manuel Calderón y también es cuna de la tortilla de patatas y, desde hoy, un lugar al que volver.

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...