Corte y confección

Vargas-Preysler y Bardem-Cruz, dos parejas para hoy

Mariángel Alcàzar
Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa y Javier Bardem y Penélope Cruz

Más Sobre...

Parejas famosos

13 de febrero de 2016, 11:51

San Valentín fue un sacerdote cristiano que, en el siglo III,  en pleno declive del Imperio Romano, se dedicó a celebrar matrimonios, a pesar de estar prohibidos por el emperador Claudio II.  Desde hace más de un siglo es el patrón de los enamorados por decisión expresa de los primeros grandes almacenes de Estados Unidos que, como se sabe, son los que  marcan el calendario de conmemoraciones vinculadas a los regalos y, por tanto, a las compras. La sobredosis de corazones en los días que rodean al 14 de febrero se extiende ahora por las redes sociales donde las parejitas se dedican a publicitar su amor, juntos o por separado. Lástima que las parejas más edulcoradas no sean, siempre, las  más unidas.

Hay quien piensa, además, que el amor está sobrevalorado y que la ostentación puede ser, en ocasiones, algo obsceno. Estos días, la parejita de moda sigue siendo la que forman Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler, él a punto de cumplir 80 y ella, 64, en la que por lo visto San Valentín se ha empeñado a fondo después de que Cupido les lanzara las flechas del amor. La pena es que el premio Nobel solo vea por los ojos de Isabel llegando incluso a afirmar que este año ha sido el más feliz de su vida con lo que sitúa el periodo de su último enamoramiento por encima del resto de acontecimientos de su vida. Por halagar a su actual pareja, Mario ofende a las anteriores y a todos lo que le han querido y, hasta hora, creían que habían compartido con él momentos felices.

Si Mario e Isabel no tienen ningún problema en pasarnos su amor por la cara, Javier Bardem y Penélope Cruz  se sitúan en el otro extremo y solo lo hacen cuando no tienen más remedio. Parece que posar como pareja les da alergia, debe ser porque son de los que consideran que mezclar su vida privada con la pública es una obscenidad. En realidad son un par de absurdos que aún no se creen lo que les está pasando por que, a diferencia de otros actores españoles igual o más talentosos que ellos, si han triunfado en Hollywood es porque se han plegado a las reglas del mercado cinematográfico. Así que no vayan de dignos, porque han tragado y se han prestado al juego que, por otra parte, les ha hecho millonarios.

Cómo si no explicar que Penélope, que sinceramente no tiene en su vida privada el don de la expresividad (como demostró en su diálogo improvisado con Dani Rovira, en los Goya,) sea tan simpática y creativa cuando aparece en esas televisiones del mundo. En una reciente entrevista promocional de la película 'Zoolander 2', Penélope relató en una televisión inglesa que a su llegada a Hollywood apenas sabía inglés y que al entrar en una peluquería para que le hicieran un “blow dry” (que sería el secado a mano, en español) dijo “blow job” que significa felación. Todo el mundo rió encantado por la confusión y por lo graciosa que estuvo Penélope al contarlo cuando es evidente que es más fácil hacerse entender en una peluquería en Los Ángeles, donde por cierto casi todas las empleadas son hispanas, que conocer la expresión “blow job” que, sinceramente, es para iniciados… en inglés.  En fin, que más parecía que algún guionista le había preparado la anécdota, pues así funciona Hollywood señores.

La cuestión es que los Bardem Cruz son de los que aceptarían encantados aparecer en una fiesta de San Valentín en Estados Unidos y aquí critican los excesos de la sociedad de consumo.

 

Más Sobre...

Loading...