Corte y confección

Ronaldo, padre porque le da la gana

Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo

Más Sobre...

Hijos de famosos Polémicas de famosos Padres famosos Futbolistas famosos Deportistas famosos

1 de julio de 2017, 12:34

Cristiano Ronaldo es, como se sabe, uno de los mejores futbolistas del mundo y parte del extranjero e incluso es, sino el que más, al menos, uno de los que más dinero gana: unos 75 millones de euros al año, casi la mitad salario por jugar al fútbol y el resto, publicidad. No todo es de color de rosa, claro, ya que tiene algunos problemillas con Hacienda y, además, no es el más simpático de barrio precisamente. Pero no ha sido llamado a estas líneas ni por sus habilidades como deportista, ni por su condición de multimillonario, sino por la exhibición de su última paternidad: un niño y una niña, Eva y Mateo, cuya madre biológica es una desconocida a quien Ronaldo ha pagado por gestar a los niños, método que ya utilizó para traer al mundo a su hijo mayor, Cristianinho, de 7 años.

El futbolista tiene 32 años y ha tenido varias parejas –la actual, una exdependienta de tiendas de lujo llamada Georgina Rodríguez, y la anterior la modelo rusa Irina Shayk–, y aún le quedaban muchos años por delante para intentar ser padre tanto en pareja, mixta o no, como en solitario. Pero, a los 25 años, decidió que se iba a dar el gustazo de tener un hijo para él solo y, además, nada de enredarse en farragosos trámites de adopción, ni, por supuesto, en una relación sentimental más o menos estable con una mujer con la que tener un hijo y luego, como pareja, o por separado, criar al niño. Nada de eso, la adopción es un camino largo (aunque quizá en el caso de Ronaldo, como en el de Madonna, se hubiera acortado), y establecer una relación madura con una mujer implicaría dejar de mirarse el ombligo. Para qué complicarse la vida si pagando puedes dejar tu semillita en un bote para que inseminen a una gestante anónima y nueve meses después ir a buscar el fruto de su vientre y ni te he visto, ni me acuerdo.

La experiencia debió ser satisfactoria puesto que, siete años después de nacer su primer hijo, Ronaldo ha decidido repetir la experiencia y esta vez por partida doble, un dos en uno muy práctico ya que te pones. El embarazo de quien sea que se ha prestado a alquilar su útero para dar a luz a los dos niños, ha coincidido, además, con el inicio y desarrollo del noviazgo del futbolista con Georgina, de tal modo que al conocerse que el futbolista esperaba mellizos algún iluso pensó que era su novia la que estaba embarazada. No era así ya que Eva y Mateo estaban gestándose en otra mujer contratada por una agencia de servicios que ofrece, a quien pueda pagarlos, niños ya hechos y casi a la carta. Lo de Ronaldo es propio del niño caprichoso que es, pero quién entiende que la tal Georgina continúe la relación con un sujeto que puestos a tener hijos prefiere encargarlos a una mujer desconocida para que luego desparezca y le deje tranquilo. Cómo puedes fiarte de un tipo que, siendo tan joven, opta por tener hijos por que él lo vale y nada más. Lo que cambiaría el asunto si en vez de usar el método de la maternidad subrogada, Ronaldo hubiera adoptado tres huérfanos y utilizado su poder y su dinero para, además, promover centros de acogida de niños sin recursos. Pero no, el gran futbolista, el más chulo de los estadios, el rey del balón no quiere ejercer de padre, lo que quiere es reproducciones de sí mismo, hijos de su propia sangre que refuercen su ego y su narcisismo hasta la estratosfera y más allá.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...