Corte y confección

"Risto organizó su boda como una gran operación de relaciones públicas"

Mariángel Alcàzar
Cerrar galeríaDesplegar galería
1 / 7

1 / 7

Risto y Laura Escanes. Una diferencia de edad que 'impregnó' los recuerdos para los invitados

2 / 7

Risto y Laura. Las lecturas de la boda

3 / 7

Risto y laura. Muy preocupados con la exclusiva

4 / 7

Risto Mejide y Laura Escames. Proteger la exclusiva a toda costa

5 / 7

Laura Escanes enamorada de Risto Mejide. El rodaje de un anuncio

6 / 7

Risto Mejide y Laura Escanes. Balance final

Más Sobre...

Bodas famosos

23 de mayo de 2017, 09:05

El estreno del programa 'Viva la vida', conducido por Toñi Moreno, la presentadora más dicharachera, coincidió con la celebración de la boda de Risto Mejide, detalle que la primera destacó al dar a conocer en Twitter que el segundo había tenido el detalle de empezarla a seguir en esa red social ese mismo día. Pues si que tiene suerte Toñi, a mi Risto me tiene bloqueada pero no me he dado cuenta hasta hoy mismo cuando buscando algún detalle de su boda espectáculo me he encontrado con la puerta cerrada. No importa, los bloqueos de Risto (que es implacable en sus ataques a diestro y siniestro pero, al parecer, no soporta las críticas) son más elocuentes que sus seguimientos y, además, para saber lo que cuenta ya están todos sus corifeos.

Relacionado con esta noticia

A lo que vamos, Risto, de 42 años, se casó el sábado con Laura Escanes, de 21, diferencia de edad de la que hacen gala como bien se encargaron de resaltar en los regalos que ofrecieron a los invitados: el perfume 21 para ellas y el 42, para ellos, unas fragancias creadas por la firma Drops&You, del perfumista Toni Cabal del que Risto es socio que se venden, o no, como exclusivas, o no. Lo de la diferencia de edad es cosa de ellos y con el tiempo se verá si acortan o aumentan distancias, pero lo que quedó claro en la ceremonia de la boda es que ha sido el novio el que se ha adaptado, de momento, al mundo adolescente que rodea a su ya esposa a juzgar por las lecturas que las amigas de Laura, vestidas todas de rojo, hicieron durante la ceremonia, más propias de una graduación que de una boda. Menos mal que David Guapo, que comparte mesa con Risto en el programa 'All you need is love..o o no', puso la nota graciosa y elevó el nivel hasta el bachillerato y se ganó un puesto en otro programa cuando cierren en el que ahora trabaja, que será pronto a juzgar por las bajas audiencias.

Que Risto organizó su enlace como una gran operación de relaciones públicas es una evidencia y otra que en su afán por controlar que nadie le fastidiara la exclusiva, muchos de sus invitados sintieron la incomodad de sentirse vigilados por el batallón de guardias de seguridad que caían en picado en las mesas y les obligaban a dejarles sus teléfonos para ser revisados y, a continuación, obligarles a borrar mensajes y fotos, incluidos los personales. Eso es muy feo, Risto.

No todo fueron inconvenientes, los invitados acabaron pasándoselo bien aunque muchos no sabían muy bien qué hacían allí y tuvieran que esperar casi dos horas a que empezara la ceremonia, que ofició Josep Masó, ex alcalde de Argentona (Barcelona) vestido con túnica blanca. Luego el asunto fue más entretenido porque hubo comida y bebida a discreción y hasta un tirador de cartas. Los novios, como está marcado, abrieron el baile a los sones de una canción que interpretó Virginia Maestro, ganadora de OT 2008 cuya carrera con el nombre artístico de Labuat, y quien sabe si algo más, dirigió el propio Risto. Todo queda en casa.

Entre los muchos invitados destacó la presencia de Eugenia Martínez Irujo que acudió con su novio, Narcís Rebollo, presidente de Universal Music, quien con su primer sello Vale Music encumbró a los artistas de OT. Si de una boda sale otra, quizá Eugenia y Narcís sean los próximos a juzgar por la intensidad de sus afectos de la que fueron testigos los invitados a la boda de Risto y Laura. Del resto de cosas que pasaron en la boda, algunas fueron propias de un enlace de verdad y otras más del rodaje de un anuncio publicitario, pero a diferencia del novio (porque me parece que la novia no pinta nada más que aportar su juventud, belleza y adoración al dios Risto) algunos de los invitados, considerando que la discreción es un valor, prefirieron olvidar.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...