Corte y confección

La Reina y el brillo de sus labios

Reina Letizia
1 / 4

1 / 4

Letizia3. La Reina se mira en el espejito

2 / 4

Letizia. El pequeño retoque con el dedo

3 / 4

Letizia2. Un detalle de coquetería femenina

7 de enero de 2017, 09:00

La Reina ha vuelto a la escena pública con su aparición en la Pascua Militar, la tradicional recepción que los Reyes celebran todos los 6 de enero en honor de las Fuerzas Armadas. La rutilante presencia de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, dejó a Letizia en un segundo plano que, en estas ocasiones, opta por elegir un vestuario discreto a tono con la austeridad de la celebración, aunque un detalle anecdótico devolvió el protagonismo a la Reina.

En un momento de la recepción, justo antes de los discursos, los Reyes se encontraban hablando con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, cuando Letizia, en un acto entre coqueto e inconsciente, sacó un espejito del bolso para arreglarse el brillo en los labios, con el espejo, no claro, sino con el dedo. Las cámaras de televisión estaban transmitiendo en directo el acto y las imágenes, además de por las pantallas, circularon por las redes sociales, donde se produjo una avalancha de comentarios y no todos buenos.

Es verdad que la Reina no hacía nada especial y además ella tiene que estar pendiente de esos detalles sobre todo cuando tenía por delante al menos 15 minutos en los que las cámaras, durante el discurso del Rey, iban a estar fijadas en ella y quizá alguien le avisó de que tenía una mancha o algo parecido, pero lo cierto es que ella, más que nadie, tiene que evitar dar de qué hablar. A lo mejor, la ministra le advirtió de algo y la Reina sacó el espejo para comprobarlo, pero a falta de información fidedigna sería aconsejable que la próxima vez, la Reina evite esos pequeños accidentes, que se esconda un poco o que, por favor, alguien le avise de que están grabando.

La Reina, por ejemplo, nunca masca chiclé en público ni tan siquiera un minuto para refrescarse la boca pues teme que en algún momento se le acerque alguien y aún esté mascando, prefiere los pequeños caramelos de menta que puede disimular ó directamente tragarse. Una de las razones por las que únicamente usa medias en invierno es precisamente para evitar las temidas carreras, aunque podría hacer como la reina Isabel de Inglaterra que las usa hasta en verano y además siempre lleva unas de recambio por si las moscas.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...