Corte y confección

Penélope Cruz sale al rescate de su hermanísima Mónica

Penélope Cruz

8 de marzo de 2018, 19:52 | Actualizado a

Mónica Cruz anda metida en un litigio con una empleada doméstica que ha interpuesto contra ella una demanda por despido improcedente y su hermana Penélope ha desplegado toda su influencia, a través de abogados y su operativo de imagen, para evitar que el asunto pase al dominio público. El conflicto es simple, Mónica contrata a una mucama colombiana, la trae a España, le da trabajo y, tras una serie de desavenencias, la despide. La parte chunga es que la demandante acusa a su empleadora de prácticas que podían considerarse abusivas ya que describe horarios interminables y un trato que algunos calificarían de despótico.

Relacionado con esta noticia

En cuanto la demanda ha salido a la luz, tenga quien tenga razón y es de suponer que en estos casos nadie cuenta toda la verdad, lo curioso es que ha sido la oficina de Penélope Cruz quien se ha encargado de desacreditar a la empleada. Al parecer hace año y medio, Mónica se encontraba acompañando a su hermana Penélope y a Javier Bardem mientras estos rodaban en Colombia la película “Loving Pablo”, que narra los amoríos entre la presentadora de televisión Virginia Vallejo y el narco Pablo Escobar. Todos se alojaban en un hotel de Bogotá en donde entraron en contacto con una de las empleadas, les debió parecer hacendosa y le ofrecieron trabajo en España, en casa de Mónica. La colombiana, a la que Mónica Cruz hizo un contrato laboral, cobraba 1.000 euros al mes y, según consta en la demanda, estaba a disposición de la señora de la casa más de doce horas al día, estando obligada a esperarla despierta si Mónica salía por la noche. Al final, discutieron, Mónica la despidió y la criada, considerándose acreedora de una indemnización, la ha demandado. Penélope y su equipo de imagen deben considerar una molestia que la demanda de la empleada doméstica de Mónica Cruz coincida con el estreno de la película pero metiéndose por medio no han hecho más que poner el foco en un asunto menor. Que una maquinaria tan poderosa se ponga en marcha desacreditando al más débil no dice mucho de unos personajes, como Penélope Cruz y Javier Bardem que se pasan el día denunciando los abusos de otros. No sería mejor haber llegado a un acuerdo con la empleada y pagarle la indemnización que le corresponde dado que en la demanda solicita el sueldo que se le adeuda y poco más. Finalmente, y dicho sea de paso, la muchacha no se ha ido a las teles a contar su historia sino a los juzgados.

La oscarizada actriz casada con el oscarizado actor Javier Bardem siempre ha protegido a su hermana no oscarizada, aunque también actriz pero de menor fortuna. Mónica, como Penélope, empezó como bailarina pero mientras la hermana mayor daba el salto al cine, la menor se hacía un hueco en “Un paso adelante”, la serie de televisión que en realidad fue un paso en el mismo sitio pues ahí se quedó Mónica, primero de novia de Miguel Ángel Muñoz, y luego sola. Penélope despegó y, por talento o suerte, está ya en el firmamento de las estrellas junto a su marido. A Mónica le ha quedado un poco agradecido lugar a su sombra, actuar como hermanísima, y lo hace bastante a menudo, no es su mejor papel.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?