Corte y confección

Paula Echevarría llora ahora más que Bustamante

Paula Echevarría David Bustamante
Busta y Paula

Más Sobre...

Rupturas de famosos Paula Echevarría y David Bustamante se separan

6 de abril de 2017, 10:34

Una boda es una boda y nada como una boda, con toda su parafernalia, para llamar la atención. El vestido, los invitados, la propia historia de amor da argumento a la vida de celebridades de calidad y de famosos de adopción. Cuando se casaron David Bustamante, saboreando sus primeros éxitos tras 'Operación Triunfo', y la aspirante Paula Echevarría, ya chocó que una chica, en fase de refinamiento pero con posibilidades y evidentes planes de futuro, se uniera a un chaval tan impulsivo y, al mismo tiempo, tan transparente, sin contar los cinco años de diferencia que les separaban, el tenía 24 y ella, 29.

Relacionado con esta noticia

Paula puso de moda el lucir dos modelos en una misma boda, sus diseños nupciales, salidos del taller de Rosa Clará, marcaron tendencia y sus lágrimas al salir del monasterio de Covadonga, donde como buena asturiana Paula cumplió su sueño infantil de vestirse de novia ante la patrona del Principado, argumentaron que la unión podía funcionar. Su imagen como pareja funcionaba de maravilla y Paula supo aprovechar el tirón para pasar de modelo y actriz del montón a influencer de moda y protagonista de series televisivas. Bustamante, a pesar de haberse sometido a varios cambios de imagen, que definieron su abdomen y refinaron su estilo, se quedó un paso atrás.

Desde el primer momento se comprobó que quien controlaba la gestión de la pareja era Paula, porque ella ha sido quien, en los últimos diez años, ha superado la imagen de sí misma, mientras el cantante, tras el pico de sus primeros triunfos, se ha estancado en su carrera musical. Cuando Busta se casó con Paula, David Bisbal aún era novio de Chenoa pero, a diferencia del cántabro, el de Almería huyó del compromiso como del diablo y así le ha ido en los últimos tiempos, muy bien en lo profesional, aunque ahora disfrute de la canongía de su puesto como coach de 'La Voz' e inestable en lo sentimental. Bustamante con su boda, salió del mercado libre y se libró de los riesgos.

David Bustamante y Paula Echevarría eran, ahora se sabe, un matrimonio de conveniencia. A él le convenía la pátina de cierto estilo que le aportaba su mujer y a ella le convenía la protección de ejercer de señora casada y formal. Lo que no se entiende es que ese pacto interno necesitara de tanta publicidad empalagosa y ahora sabemos que ya estaban separados de hecho, pero seguían interpretando un papel no solo delante de su hija, Daniela, sino incluso ante los bañistas de la playa de Ibiza en la que verano, tras verano, incluyendo los últimos, Paula exhibía su colección de biquinis y sus aguadillas a Busta. El resto del año, en las redes sociales, intercalaba fotos de la pareja entre estilismo y estilismo y le funcionaba de maravilla.

En la academia de 'Operación Triunfo', Bustamante era de lágrima fácil, lloraba sin parar y sin motivo, ahora quien llora es Paula y no queda claro si es por lo que ha perdido o por todo lo que ha ganado.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...