Corte y confección

Paula Echevarría deja a David Bustamante en la zona oscura

Paula Echevarría David Bustamante
Paula Echevarria Cumple

Más Sobre...

Actrices famosas Separaciones Rupturas de famosos Cumpleaños famosos Polémicas de famosos Divorcios famosos Cantantes famosos Matrimonios famosos

16 de septiembre de 2017, 13:45

Paula Echevarría nació en Asturias pero ha celebrado su cumpleaños como si fuera de Bilbao, es decir el día que ha querido. Nació el 7 de agosto pero como ese día, en pleno verano, no le venía bien a la revista de moda para la que trabaja, trasladó el festejo al 14 de septiembre a fin de reunir a una serie de caras conocidas que promocionaran el evento y a la protagonista.

A diferencia de la Reina, que optó por no dar visibilidad a la efeméride, la modelo y actriz ha hecho una exhibición de estilo y belleza aprovechando además el inexplicable interés que despierta su extraña situación matrimonial. Sin despejar aún las dudas sobre la naturaleza de la relación que la une, o mejor dicho, la ata a David Bustamante, Paula, así con dos tacones, decidió presentarse vestida de novia, bueno de segunda novia, con un traje que ahora sería el escogido por cualquier recién casada con posibles, para lucir en la fiesta posterior al banquete de boda. Con un estilo, entre Penélope Cruz y Nati Mistral, la asturiana disfrutó de su momento y, sobre todo saboreó las mieles de la fama y la certeza de que, aunque no se sabe muy bien quien provocó la separación matrimonial, ella luce estupendamente y él, es decir David, parece andar cuesta abajo en la rodada. Casi podían protagonizar 'Leoncio el León y Tristón', los dibujos animados que, como la parejita de artistas, se reparten el optimismo y el pesimismo.

Años después de que Lecturas adelantara la ruptura matrimonial y pasados algunos meses desde la confirmación, Paula y David siguen mareando la perdiz, más ella que él, seguramente porque ambos descubrieron que, en su caso, en pareja cotizan más que uno a uno. Antes les unía el amor y ahora, el interés, aunque la estrategia de seguir jugando al escondite con ese sí, pero no, está beneficiando a Paula y oscureciendo a David, que no da pie con bola. Es evidente que Paula juega mejor sus cartas, aunque están marcadas, y David se deja llevar por un pacto del que no acaba de sacar partido. El cantante, a diferencia de David Bisbal, por ejemplo, nunca fue un latin lover, ni provocó sueños húmedos en sus fans, fue y es visto como un buen chico, algo simplón, aunque ahora, el antaño entrañable muchacho llorón, está adquiriendo una pátina de amargado que le perjudica. Bustamante debía urgir a su aún esposa a quitarle las esposas con las que le coarta su capacidad de movimiento, más que unido a Paula Echevarría está atado a situación absurda. Está claro que el actual estatus matrimonial, le perjudica más a él que a ella y David va para abajo mientras su mujer va hacia arriba.

Paula es todo simpatía, impostada, seguramente, pero que da el pego y David, más natural pero que no aguanta la presión, aparece como el antipático. Es cierto que, como ella repite, no tienen la obligación de dar explicaciones sobre la naturaleza y los términos de su actual situación, pero el resto de la humanidad tampoco tiene la obligación de aguantar esa falsa dignidad con la que adornan una separación de hecho que, desde que tiene carácter público, está diseñada para sacar beneficios con desigual resultado para cada uno de ellos.

La parejita aumentó con su separación la intensidad del foco que compartían pero, poco a poco, la luz parece alumbrar únicamente a Paula que se está quedando con todo el escenario, mientras David, aún siendo el coprotagonista, puede acabar abocado a hacer mutis por el foro. Como vasos comunicantes, Paula se queda el brillo y Bustamante, la zona oscura. Menudo reparto.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...