Corte y confección

El misterio del vestido capa de la reina Letizia

Mariángel Alcàzar
Cerrar galeríaDesplegar galería
1 / 5

1 / 5

letizia2. Centro de miradas

2 / 5

Letizia 3. Diseñador desconocido

3 / 5

Letizia 4. Recogidos

4 / 5

letizia5. Mucho interés

9 de febrero de 2017, 10:20

La Reina es una caja de sorpresas. Tras la feliz excursión familiar a la nieve, Letizia ha centrado la atención con sus recientes apariciones públicas en las que ha dado un nuevo giro a su vestuario y ya van tantos que pronto para explicar su estilo será necesaria una enciclopedia. El lunes, acompañando al Rey, acudió a la entrega de los premios de Innovación y Diseño totalmente entregada a la innovación y al diseño como demuestra la elección de un vestido capa, en color verde oliva, con el que, de nuevo, centró todas las miradas. Lo curioso del caso es que a estas alturas se desconoce quien es el autor o autora del diseño pues, al parecer, el desconocido ha expresado a la Reina su deseo de permanecer en el anonimato, es decir se conforma con la satisfacción de haber vestido a Letizia pero no quiere la atención que eso le puede suponer ni la publicidad que le pueda reportar. Tarde o temprano se sabrá, o incluso pronto y estas líneas quedarán obsoletas, pero resulta curioso que en el mundo exista tanta modestia o, quizá, el silencio no sea más que una estrategia para seguir conservando tan ilustre clienta a quien tan poco gustan las indiscreciones.

Dado que la Reina suele utilizar su vestuario para emitir mensajes, lo razonable sería que si en unos premios de diseño hubiera elegido ese modelo para resaltar el trabajo de algún diseñador relevante eso se hubiera dado a conocer y no que se hubiera elegido la vía del secretismo para una cuestión que, sinceramente, no lo merece. Si Letizia quiere que sus modelos no sean objetos de la atención pública lo mejor es no dar tantos bandazos estilísticos y, de una vez por todas, organizar su armario con prendas adecuadas a cada una de sus actividades pero que mantengan una cierta coherencia. Lo mismo pasa con sus peinados, cada vez más elaborados y con una querencia a los moños trenzados que hacen temer que si un día su fiel peluquera Luz Valero se los tensa mas de la cuenta le puede provocar tortícolis, porque no hay nada que duela más que el pelo muy sujeto.

Pero volvamos al misterioso vestido capa y a su aún más misterioso autor/autora y a la necedad de querer ocultar un dato que, sinceramente, se vuelve importante precisamente por el interés en ocultarlo. Es verdad que nunca, o casi nunca, se da a conocer la firma o el diseñador de los modelos que lleva la Reina, pero casi siempre, o siempre, se adivinan. Es fácil reconocer un Felipe Varela y también los de Carolina Herrera, Hugo Boss, Nina Ricci, los de las firmas más asequibles como Zara, Uterqüe y hasta cuando ha innovado como las ocasiones en las que estrenó un vestido de Cortana o de JuanVidal, en las que en seguida se supo el nombre de los nuevos diseñadores del armario real, pero eso no ha ocurrido en esta ocasión. Cuando hay tanto misterio, sinceramente, crece la sospecha de que hay algo que ocultar o quizá los que nos dedicamos a esto estemos siendo retados o que, definitivamente, hemos perdido facultades.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...