Corte y confección

Matamoros contra Matamoros, un peligroso negocio familiar

Kiko Matamoros Makoke Laura Matamoros Javier Tudela Diego Matamoros
Familia Matamoros

Más Sobre...

Familias Peleas famosos

16 de abril de 2016, 12:42

De las casi 3.700 personas que en España llevan en apellido Matamoros, al paso que vamos pronto conoceremos a casi todos. Desde la llegada a la tele del ahora desaparecido Coto en las también desaparecidas Crónicas Marcianas', se ha multiplicado la presencia de personajes con ese apellido, un grupo encabezado por Kiko quien reparte amores y odios a discreción para convertir a los Matamoros en las estrellas de la televisión más morbosa.

El apellido bonito no es y políticamente correcto aún menos. Pero, ¿cuál es el origen de tan singular apelativo? La historia empieza con el apóstol Santiago al que se le atribuye una intervención milagrosa en favor de las tropas cristianas en la derrota a las tropas musulmanas en la batalla de Clavijo (municipio de la actual Rioja) que tuvo lugar el 23 de mayo del año 844. Durante la Reconquista, los batallones cristianos fueron bajando hacia el sur, hasta la conquista de Granada en 1492, luciendo como estandarte una imagen del apóstol Santiago 'Matamoros': a los cruzados que ganaban batallas se les empezó a llamar Matamoros, mote que acabó siendo adoptado como apellido para distinguir a los hidalgos más guerreros.

No hay duda de que los Matamoros que conocemos no tienen miedo a las batallas sobre todo a las familiares. Lo que les gusta a todos una pelea no está en los escritos: Matamoros 'versus' Matamoros, a esa familia no le hacen falta los cristianos para liarla, se bastan con ellos mismos.

Tras la salida de escena de Coto Matamoros, el que primero alcanzó la fama mediática, le tocó el turno a su gemelo, Kiko, a quien se conocía en determinados ambientes como promotor, agente y cualquier profesión que implicara la posibilidad de enredar con algo. Su nombre salió a escena a raíz de la publicación de las fotos de Alessandro Lequio y Mar Flores en la cama, sin que se sepa aún si fue Kiko o fue Coto el que intermedió en la venta a Interviu de unas imágenes que marcaron la vida de la modelo y que, aún hoy en día, casi dos décadas después de la publicación aún siguen persiguiendo a Mar. Kiko, casado con Marian, una de las hermanas de Mar Flores, fue manager de su cuñada, pero acabó mal con las dos: se divorció de Miriam y traicionó a Mar.

A pesar de su turbio y hasta turbulento pasado y su aspecto intimidatorio, Kiko logró un puesto en televisión y ahí sigue, a punto de casarse ahora con Makoke, una modelo y ex azafata de televisión o eso dice la versión edulcorada de su biografía. La aparición de Diego Matamoros, uno de los hijos que Kiko tuvo con Marian Flores ya anunció la ampliación del negocio familiar basado en los enfrentamientos más descarnados. Luego apareció su hermana Laura, flamante ganadora de la última edición de 'Gran Hermano VIP', y hasta María Matamoros, prima de los anteriores e hija de Coto, eso sin contar a Javier Tudela, hijo de Makoke y Matamoros adoptivo. La materia con la que tratan los Matamoros es altamente explosiva, de alto riesgo como si todos trabajaran en una pirotecnia sin medidas de seguridad o limpiando cristales de un rascacielos sin arneses de sujeción. De momento, todos viven del cordero, de muñir las ubres de una vaca que parece alimentarlos a todos con su mala leche.

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...