Corte y confección

María Lapiedra, de pornostar a magdalena

María Lapiedra
Maria Lapiedra 06

Más Sobre...

Sálvame

9 de enero de 2018, 08:39 | Actualizado a

Cada temporada tiene su musa; si en 2017 fue Alba Carrillo quien se reinventó al cambiar su imagen de mujer despechada por la de locuela que se ríe de sí misma, en las últimas semanas es María Pascual, más conocida como María Lapiedra, quien está llamada a ser la primera heroína de 2018, gracias a sus desventuras como “la otra, la otra a la que nada tiene derecho por no llevar un anillo con una fecha grabada por dentro”, que cantaba Concha Piquer. Que una ex actriz porno y profesional del erotismo a domicilio se haya convertido en una magdalena que se pasa el día llorando en busca del amor verdadero es un argumento inédito y un giro de guión apasionante. María se está revelando como una magnifica actriz con un papel, además, que no le obliga a quitarse la ropa.

Aunque en la vida real, la arriesgada apuesta de María Lapiedra poniéndolo todo patas arriba no sea la mejor manera de encontrar la estabilidad emocional, en la vida televisiva se ha ganado un puesto de protagonista en una historia que la condenaba a la posición de secundaria. Mérito tiene llevar ocho años esperando a Gustavo González, un paparazzi curtido en mil montajes que no se ha visto en otra igual y quien, como no espabile, acabará en el cajón de los juguetes rotos. Y más mérito aún haberse casado con Mark, ese marido del que aún estoy esperando saber si lo de Hamilton es nombre real o artístico como el Lapiedra de la madre de sus hijas, que entra al trapo y se hace también un hueco en el famoseo. Todos los personajes del trio parecen encantados de haberse conocido, cuando su historia es tan simple como ellos mismos.

No parece que la mujer de Gustavo González esté dispuesta a seguirles el juego (debe ser la única que se da cuenta de que la vida va en serio), pero la trayectoria de María Lapiedra ha sido tan intensa que no faltarán personajes para seguir alimentando la historia. Podría ser una nueva oportunidad de volver a escena para Miriam Sánchez, que antecedió a María en el corazón, la cama y las películas del productor de cine porno Ramiro Lapiedra. Tras dejar el cine de adultos, Miriam se emparejó con Pipi Estrada, el ex de Terelu Campos, con quien tuvo una hija y compartió platós televisivos hasta que la pareja rompió, entre ellos y con la tele, y el periodista decidió que mejor volvía a su trabajo de siempre en programas deportivos y Miriam desapareció del mapa.

También hay un hueco en el culebrón para Ramiro Lapiedra, quien por cierto ha bautizado a su pareja actual como Laponia Lapiedra, quien ya ha hablado pero no mucho y se entiende porque es sabido que en sus películas los actores no destacan precisamente por los diálogos. El productor juntó un día a María Lapiedra con Dinio García, nacido al estrellato de la mano de la fallecida Marujita Díaz, y juntos protagonizaron varias películas para adultos en las que también interivino Rafa, el hermano gemelo de Dinio, que actuaban de bocadillo con Maria en medio. Ahora María está emparedada entre su marido, Mark, y su amante, Gustavo.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?