Corte y confección

María Jesús Ruiz dormía desnuda con su banda de Miss

María Jesús Ruiz

Más Sobre...

Polémicas de famosos Sálvame Deluxe

11 de febrero de 2017, 11:54

Con los años, María Jesús Ruiz, Miss España 2004, confesó que el día en el que fue elegida se fue a dormir desnuda con la banda puesta. Porque la ahora herida ex reina de belleza fue, durante años, una mujer que podía identificarse con aquella de la canción de Sabina que llevaba la falda muy corta y tenía la lengua muy larga. María Jesús, ahora renacida, por su enfrentamiento con su ex pareja José María Gil Silgado, es de las ganadoras del concurso que peor ha gestionado su fama y su belleza desde que fue elegida Miss Arjonilla, previo paso a Miss Jaén y a Miss España.

Nacida en Andújar en 1982 y maestra de profesión en el momento en el que fue elegida, María Jesús empezó por enemistarse con su predecesora Eva González, que aunque no es precisamente la reina de la simpatía (aunque lo disimula cuando está ante las cámaras), al menos tiene dos dedos de frente y mucho más criterio a la hora de elegir pareja. Lo primero que hizo la Miss 2004 fue desalojar a la Miss 2003 del piso que la organización ponía a disposición de la titular de la corona, lo que nunca le perdonó la actual esposa de Cayetano Rivera quien se la devolvió durante la ceremonia de coronación de la Miss 2005, título que recayó en la catalana Verónica Hidalgo. Eva, no pudo más, y en directo en televisión soltó un “no te soporto, María Jesús” o algo parecido cuando la de Andújar se metió en medio de la entrevista que le estaban haciendo a la nueva miss, asistida por Eva que había ejercido de jurado.

Tras ser elegida, María Jesús dejó la escuela y se pasó al modelaje como toda miss que se precie pero no destacó hasta que ingresó en 'La Granja de los famosos' y se enrolló, en vivo y en directo, con Dani D.J, que se había hecho famoso por ser novio y, algo más, de Belén Esteban. La relación de Dani D.J. y María Jesús acabó en los juzgados cuando ambos protagonizaron un episodio de agresión en el que ella le propinó dos bofetadas y él la echó a patadas del coche en el que ambos circulaban por una carretera levantina. Ese fue el final de una relación tóxica que empezó en el pajar del programa televisivo y de cuyo inicio María Jesús dio cuenta en su libro 'Memorias de una miss', una obra delirante en la que escribe frases como “Aunque haya ganado el título de Miss, nadie debe olvidar que ante todo soy una persona y una mujer”. Es en ese libro, editado en 2007, donde confiesa cómo la obligaron a pasar hambre para llegar delgada a Miss España. Mas tarde, en una entrevista con Torito contó como cambió el camisón por la banda de Miss.

Desde luego, María Jesús, como tantas otras bellas que ahora esconden su estrategia vital, se propuso no volver a pasar hambre y se lanzó a la búsqueda de un buen partido, como han hecho tantas y tantas y en eso tiene razón Malena Gracia cuando asegura que muchas de las que ahora van de señoras en su momento fueron un poco 'pilinguis'. Aunque seguramente, en las cenas en las que María de Mora juntaba a ricos con famosas, solo algunas tuvieron suerte y no fueron las que acabaron de mantenidas, sino las que cogieron la pasta y se la gastaron con otros.

Lo que pasa es que María Jesús en vez de dar con un empresario maduro dispuesto a pagarle sus caprichos a cambio de lucir, y consumir, obviamente, sus encantos dio con José María Gil Silgado que, como ella misma reconoce ahora, no tenía el dinero que ella le suponía. El empresario, con cortijo y empresas de relumbrón, resultó que participaba de negocios poco claros y María Jesús, aunque en principio disfrutó de su aparente fortuna, luego, tras ser perseguido por la justicia, le siguió en su fuga por el Caribe y hasta le visitó cuando estuvo encarcelado en República Dominicana, y, por fin, acabó su relación con una declaración de guerra y una hija, Alba.

Ahora, la ex miss quiere contar la verdad y acude cada viernes, al menos lo ha hecho los dos últimos, al 'Deluxe' presentándose como una pobre mujer engañada por un estafador mientras inicia una nueva relación con otro empresario, esta vez de Andujar su pueblo natal, llamado Julio Ruz, un separado con seis hijos que, al parecer, va a ser el padre el próximo hijo de María Jesús. Si es verdad que ella, enamorada, se dejó engatusar por Gil Silgado habría que preguntarle si semejante sujeto la habría conquistado si no se hubiera vuelto loca por el tamaño de su chequera y si su actual rabia no es porque descubrió que los billetes eran falsos.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...