Corte y confección

Los cansinos de "Operación Triunfo"

Operación Triunfo

Más Sobre...

OT El Reencuentro

15 de noviembre de 2016, 15:45

Si estiran un milímetro más el retorno de los chicos de la primera edición de “Operación Triunfo” se les rompe la goma en la nariz. Lo poco gusta y lo mucho cansa y el más cansino es el compositor Alejandro Abad quien, a cuenta de su intervención en el himno de programa que idearon Naim Tomas y Juan Camus, lleva mes y medio dando vueltas por todas las televisiones. Abad acusa a todos los triunfitos de no tener mucho talento y pretender fama y dinero, pero él, que supuestamente tiene de todo, más parece una exnovia de Kiko Rivera rentabilizando su efímero paso por la cama del hijo de la Pantoja.

Relacionado con esta noticia

El reencuentro de los Bisbal, Rosa, Chenoa y compañía, más allá del acierto de TVE en ver la parte comercial del asunto, ha puesto de evidencia cuánto han cambiado el trato a los famosos, sean profesionales de la fama o de otras ramas del arte, en los últimos años. La supuesta cobra de Bisbal a Chenoa ha dado más de qué hablar estos días de lo que se habló de su relación sentimental durante los dos años que duró y, aunque a la cantante aún le duela el amor perdido, no hay duda de que le ha servido para demostrar que el de Almería era muy majo hasta que la fama y, sobre todo, el dinero le hicieron perder la cabeza con muchachas mucho más avezadas que Chenoa en el arte de la busca, captura (aunque no siempre conservación) de buenos partidos.

David Bustamante, quien a lo tonto a lo tonto demuestra ser bastante listo, pasa por las aguas sin mojarse sabiendo conservar una vida privada estable y, al mismo tiempo, utilizarla para seguir en la brecha, incluso Manu Tenorio, con menos repercusión pero con la apariencia de estar tranquilo consigo mismo. Los secundarios, tipo Álex Casademunt, hacen lo que pueden para mantener la atención y seguir trabajando, Gisela, Natalia, Nuria Fergó y hasta Mireia y Gero, han aprovechado el tirón para promocionarse y Verónica aún no ha explicado muy bien qué hace en Los Ángeles pero si hace algo, suerte tiene.

De todos los reencontrados, la que parece más descolgada es Rosa quien, además, es una de las concursantes de “Tu cara me suena”, donde no acaba de encontrar su sitio. La joven, que tanto cariño despertó y despierta y que tiene una voz prodigiosa, no está hecha para las actuaciones y mucho menos para los conciertos y para una carrera como solista, al estilo de los Bisbal, Chenoa o Bustamante. Los que llevan su carrera debían entender de una vez por todas que la voz de Rosa tiene muchas aplicaciones pero ella, tan frágil, necesita protección.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...