Corte y confección

Letizia se queda sin viaje a Londres

Mariángel Alcàzar
Reina Letizia

Más Sobre...

Realeza

6 de febrero de 2016, 11:43

Los Reyes se han quedado sin viaje al Reino Unido y nosotros sin asistir al encuentro entre dos modelos de monarquía: una, la inglesa, que mantiene las tradiciones y hace de ellas su razón de ser y otra, la española que ha hecho de la renovación su seña de identidad. La visita se anunció hace algunos meses pero, a falta de la formación de un nuevo gobierno, se ha optado por suspender el viaje. Una pena porque la reina de Inglaterra solo recibe dos visitas al año de jefes de Estado extranjeros y ya están programadas las próximas, así que Felipe y Letizia tendrán que esperar hasta finales de 2017 como pronto.

La ocasión hubiera obligado a la reina Letizia a usar las joyas de la Corona para no ser menos que las mujeres de la familia real británica. Nada de la tiara que estrenó en el cumpleaños de Margarita de Dinamarca, regalo de don Felipe en su quinto aniversario de boda pero que nunca había llevado. No, en la cena de gala de Buckingham Palace la Reina de España, porque esa figura representa, debería haber lucido alguna tiara histórica, principalmente la denominada Flor de Lys, un pieza que Alfonso XIII regaló a la reina Victoria Eugenia y que doña Sofía lució en todas las visitas de Estado, tanto al recibir como ser recibida por otras casas reales.

El viaje de los Reyes y, sobre todo, la presencia de la reina Letizia, habían creado una gran expectación en Inglaterra donde, lógicamente, estaban pendientes del duelo con Kate Middleton, la mujer del príncipe Guillermo, la única con la que podrían comparar los estilismos, habida cuenta que las dos compiten (o las hacen competir) en la liga de los iconos de moda. La duquesa Catalina, desde luego, no es como Diana, la madre de su marido, a quien le hicieron un estilismo de mujer liberada basado en sus vestidos de Versace y sus modelos con escote con los que se convirtió en la mujer más famosa del mundo. Catalina, o Kate para los amigos, es la típica inglesita modosa pero con aire de asalvajarse en cualquier momento cuando se quita el abriguito de cuadros escoceses y el vestido y se deja las medias y las botas hasta la rodilla. En todo caso la mujer de Guillermo tiene un estilo muy definido a diferencia de la reina Letizia, más ecléctica, que igual transita por los caminos del chic como por los riegos del choc.

Me consta que se estaba preparando a conciencia el vestuario que la Reina iba a lucir durante los tres días de estancia en Londres, dado que iba a tener encuentros con la reina Isabel, con Camila Parker y con Kate Middleton, tres edades pero un estilo bastante parecido. A los ingleses les gustan poco los cambios en sus reales personales pero, ya se sabe, que la moda más audaz se lanza desde Londres. Es fácil vestirse en París, pero para ir a Inglaterra, además, hay que tener en cuenta los sombreros y, sobre todo, los abrigos o gabardinas. Letizia, que transita entre el vestido y el traje chaqueta, no podía fallar al adaptar su estilismo al gusto británico.

El desplazamiento, además, iba a ser la gran 'rentrée' tras unos meses en los que ha bajado considerablemente el número de actos públicos a los que ha acudido la Reina, ya que mientras don Felipe se dedicaba a intentar encontrar un candidato a presidente del Gobierno, Letizia se ha limitado a acudir a un par de reuniones fuera de la Zarzuela y a recibir otras tantas audiencias.  Ahora que, de momento, hasta que Pedro Sánchez se someta a la sesión de investidura, los Reyes volverán a salir la calle, aunque Letizia tendrá que esperar a estrenar los modelos preparados para Londres.

Más Sobre...

Loading...