Corte y confección

Las Campos se ahogan en Miami

María Teresa Campos Terelu Campos Carmen Borrego
De comida con Alexis Valdés

Más Sobre...

Las Campos Famosos en la playa

13 de enero de 2018, 12:47

Las Campos viajaron a Miami, una ciudad que parecía hecha a su medida y que, sin embargo, les ha decepcionado. O no. Aunque ha quedado claro que lo que sí ha decepcionado a los seguidores de su 'docu-reality' es comprobar que no aprovecharon lo mucho que ofrece la ciudad de Florida. Si en vez de pasearse por la playa se hubieran acercado a la Pequeña Habana, habrían descubierto que podrían atiborrarse de comida cubana en el Versalles o La Carreta, y si en vez de ir de comprar a Bal Harbour, el centro más caro de la ciudad, para comprarse zapatos caros de rebajas, hubieran ido a los almacenes del Down Town habrían podido renovar su armario con esas prendas apretadas o lenceras que tanto les gustan a precios irrisorios. Hablamos de Terelu y de Carmen, porque María Teresa, como ya hizo en Nueva York, prefirió el hotel a la calle para dejar que sus hijas protagonizaran la hasta ahora última entrega de 'Las Campos'.

María Teresa, Terelu y Carmen llegaron al sur de la Florida procedentes de Nueva York para grabar el segundo capítulo de la segunda temporada de su programa. Tras los discretos índices de audiencia de su experiencia neoyorquina, la expectativa de su paso por Miami era enorme, por si podían mejorar, pero la experiencia acabó en fracaso. El episodio no pudo ser más aburrido y solo la presencia del siempre brillante Boris Izaguirre aportó algún momento de interés, sobre todo cuando Terelu le interrogó sobre la posibilidad de hacerse con un hueco en las televisiones latinas. Pues no estaría mal, aunque Terelu debería tener presente que aunque Univisión y otros canales emiten en castellano, es necesario saber inglés. María Teresa tuvo un momento de gloria al acudir como invitada al programa 'Suelta la sopa' aunque no la trataron con el reconocimiento que merece por su trayectoria televisiva, mucho más rica que la de cualquiera de las estrellonas latinas.

El trio Campos ha entrado en el trapo de compararse con las protagonistas de 'Las Kardashian' y aunque nadie puede negar que existen muchas similitudes –aunque, como dijo Carmen Borrego, les separa el nivel económico–, nadie puede negar la evidencia de que las americanas son unas profesionales de la nadería y las españolas, con todo el respeto, son unas aficionadas. Si te prestas a participar en un programa que va a destrozar para siempre tu imagen, lo menos que puedes exigir es que se dé la mejor versión de tí misma. ¿Por qué Terelu se empeña en precipitar hasta el abismo su acento andaluz, cuando sabe vocalizar y entonar perfectamente? ¿Por qué Carmen acepta ser el patito feo (y no lo digo solo porque anda como un pato)? ¿Por qué María Teresa deja que se la presente como simple comparsa de sus alocadas hijas a las que se empeña en comprar zapatos que no les caben en los pies?

Miami era la ciudad ideal para que las Campos triunfaran como se merecen, por estética, y por estilo de vida evidentemente, aunque se horrorizaran con los estilismos que pasaban ante ellas sin darse cuenta de que eran su propio espejo. En vez de enfrentarse al único paparazzi que se empeñó en hacerles fotos, debían haberle invitado a una copa y en vez de, envueltas en su ignorancia, se pasaran el programa despreciando los encantos de la ciudad, mejor hubiera sido reconocer que Miami, realmente, es su hábitat natural.

PD: Tras el capítulo rodado en Miami, Telecinco volvió a emitir la primera entrega del programa, rodado y emitido hace un año: María Teresa estaba más delgada y Terelu más guapa, la madre ha ido a mejor y la hija, a peor.

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...