Corte y confección

La reina Sofía en el cumpleaños de su primo

Mariángel Alcàzar
La reina Sofía en el cumpleaños de su primo

21 de julio de 2015, 09:52

El mismo día que la reina Sofía asistía en Belgrado (Serbia) a la fiesta por el 70º aniversario de su primo Alejandro de Serbia, el rey Juan Carlos paseaba por Saint Tropez (Francia) la ciudad más chic de la Costa Azul. Los padres del rey Felipe siempre han tenido aficiones diferentes y desde que ya no tienen que actuar juntos en actos oficiales sus vidas transcurren no ya en caminos paralelos sino completamente divergentes, pues ya se sabe que las líneas paralelas confluyen en el infinito y aunque el infinito está muy lejos no hay que tentar a la suerte.

La reina Sofía siempre ha sido muy amiga de las reuniones reales, principalmente porque para ella son reuniones de familia. Con su hermana, Irene de Grecia, viajó hasta Belgrado para estar presente en las celebraciones convocadas por el príncipe Alejandro, ahora llamado de Serbia pero durante años conocido como Alejandro de Yugoslavia. El caballero, que nació en Londres donde estaba exilada la familia real yugoslava, tuvo como padres al rey Pedro II de Yugoslavia y de la princesa Alejandra de Grecia que era prima hermana de la reina Sofía.  Nunca ha tenido trono y se quedó sin reino cuando, tras las sucesivas guerras de los Balcanes, el territorio yugoslavo volvió a sus orígenes. Curiosa la vida de ese príncipe, poco conocido y que, sin embargo tiene tres hijos medio españoles, Pedro, Felipe y Alejandro, nacidos de su matrimonio con María Gloria de Orleans y Borbón, prima del rey Juan Carlos, ya que es hija de Esperanza de Borbón hermana de la condesa de Barcelona. Alejandro y Gloria de Orleans, que ahora está casada con el duque de Segorbe, se divorciaron y el se volvió a casar con un oronda multimillonaria greco británica llamada Catalina Clairy Batis.

En la fiesta de cumpleaños de Belgrado también estuvo invitado el príncipe Alberto de Mónaco, sin Charlène, los reyes de Suecia, Carlos Gustavo y Silvia, Simeón de Bulgaria y Margarita Gómez-Acebo entre otros. No estuvo, sin embargo, el rey Constantino de Grecia que permanece encerrado en su residencia de Porto Heli, una ciudad turística del Peloponeso, ubicada a tres horas en coche de Atenas o a cinco en barco, desde el Pireo. En la zona también poseen una casa Guillermo y Máxima de Holanda pero, de momento, no han aparecido por allí, debido a la situación que vive en Grecia. A lo mejor, esas dificultades propician que los reyes holandeses y sus tres hijas pasen unos días en Marivent.

Guillermo y Máxima no coincidirán, en el caso de que vayan, con el rey Juan Carlos que prefiere visitar otros lugares y divertirse a su aire. Durante casi 40 años acudió todos los veranos a Marivent y, excepto alguna escapada secreta en los últimos años, Mallorca fue su lugar preferido para pasar sus vacaciones.  Su última excursión ha sido a la Costa Azul, donde ha pasado unos días navegando en el yate de unos amigos. El domingo se le vio Saint Tropez, concretamente en el exclusivo Club 55 donde acudió a comer. La imagen del rey emérito con  polo verde y pantalón rojo contrasta con las fotos en las que la reina Sofía, vestida de largo, aparece junto a sus parientes ante la fachada de palacio real de Belgrado. Dos mundos que ahora parecen aún más lejanos. 

Noticias relacionadas

Loading...