Corte y confección

La Reina Letizia ha adelgazado

Mariángel Alcàzar
reina letizia más delgada

2 de junio de 2016, 08:52

Hace siete años, un vestido fucsia y otro azulón dieron la vuelta al mundo. La princesa de Asturias y la mujer del presidente de la República Francesa protagonizaban la foto del año al ser captadas mientras subían las escaleras de palacio de la Zarzuela momentos antes de que los reyes Juan Carlos y Sofía, el presidente Sarkozy y su esposa, Carla Bruni, además de los príncipes Felipe y Letizia, se reunieran a comer.

El vestido que la princesa Letizia había estrenado la primavera de 2009 en la inauguración de la feria de arte ARCO sigue en el armario de la actual Reina como se comprobó el miércoles en Palencia, donde los Reyes acudieron a presidir la entrega de los premios nacionales de Cultura. Hay que reconocer que doña Letizia ha amortizado el vestido pues al menos se lo ha puesto un par de veces al año desde que lo estrenó y lo ha combinado con diferentes zapatos y bolsos, aunque siempre lo ha llevado sin joya alguna encima, claro que las palas verticales dificultan en encaje de otro adorno. Ese vestido corre mas suerte que el maravilloso traje rojo de noche diseño de Lorenzo Caprile, que Letizia Ortiz, aún prometida del Príncipe, lució en la boda de los príncipes Federico y Mary de Dinamarca y del que nunca más se supo, ni de tantos otros que ha lucido una vez y que se han quedado de fondo, pero muy en el fondo, de armario.

Lo que resulta curioso de la última aparición del vestido de marras es que a doña Letizia le viene grande, es decir por más delgada que pareciera hace siete años aún lo está más ahora: las mangas le bailaban en los brazos y, por una vez, el pecho no se le marcaba.

No hay duda de que a la Reina le gusta estar delgada pero no sabía yo que utilizara el truco de las marigordas para parecerlo. En realidad, es el truco de las dependientas que saben que si te pruebas una talla más grande de la que necesitas te sentirás mejor que si se empeñan en darte una más pequeña, con el horrible resultado de que no te entra.

La Reina es una mujer delgada pero en ocasiones, además, está delgada. Sus brazos y piernas demuestra que se machaca en el gimnasio (tiene unos bíceps y unos gemelos que no se marcan en un día) pero todo es puro músculo, ni una gota de grasa. Lo suyo le debe costar aunque, a diferencia de las modelos, no tiene ninguna obligación porque nadie le pide que sea la más delgada del reino. Me consta que come sano y que, además, no considera ningún sacrificio eliminar de su dieta alimentos poco recomendables y sustituirlos por productos biológicos, detox y todas esas comidas que se han puesto de moda y que, seguramente, cuentan con todos los nutrientes aunque en ninguno de ellos se encuentra el placer. No digo yo que haya que comer fabada todos los días pero, sinceramente, no encuentro la razón por la que si la naturaleza te ha hecho delgada, encima quieras estar delgada.

reina letizia más delgada

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Noticias relacionadas

Loading...