Corte y confección

Isabel Pantoja se queda en la cárcel

Isabel Pantoja
ISABEL PANTOJA
Gtres

26 de septiembre de 2015, 15:52

Isabel Pantoja no saldrá de la cárcel, de momento. La audiencia de Málaga ha ratificado la decisión de la fiscalía anticorrupción, que el 15 de septiembre rechazó la petición de los abogados de la cantante de suspender la pena de prisión. Los argumentos de la defensa eran que ya se había producido el efecto ejemplarizante y que, además, la cantante se había arrepentido, pero los jueces no están de acuerdo. En su resolución, la audiencia señala que lo que crearía alarma social sería que Isabel Pantoja, como presa conocida, saliera de la cárcel sin acabar su condena y, además, lo de que está arrepentida lo habrá dicho en privado, porque no existe evidencia en la causa, es decir que nunca lo ha declarado ante el juez. Así que lo mejor es que Isabel se lo tome con calma y que lo vea por el lado bueno: ya le falta menos para salir.

El próximo 21 de noviembre se cumplirá el primero de los dos años a los que el juez condenó a la cantante por delitos de blanqueo de capitales y complicidad con Julián Muñoz, una pena que, en otras causas, no obliga a entrar en prisión, si es la primera condena, pero que en el caso de Isabel Pantoja la llevó directa a las dependencias penitenciarias de Alcalá de Guadaíra.

Tiene razón Isabel cuando considera que su fama la ha perjudicado a la hora de cumplir condena sin excusa que valga. Alargó todo lo que pudo su ingreso, pero no lo pudo evitar y, además, lo hizo a la luz pública, retransmitido su paseíllo hacia la puerta de la cárcel como si fuera uno de sus conciertos. Ni evitó el ingreso, ni que se enterara todo el mundo, que casi es peor. Evidente, si no te conoce nadie incluso puedes decir que te has ido unos meses a la Patagonia para justificar tu desaparición del mapa, pero en su caso no pudo ocultar ni la condena, ni su vía crucis judicial. Meses y meses, cual Dolorosa en el banquillo, sujeta a su bolso Amazona de la firma Loewe que, dicho sea de paso, era una copia. La pieza que llevaba la cantante tenía las asas más largas que el modelo original lo que permite suponer que la cantante no lo había adquirido en una tienda oficial, sino en una de las que se montan a ras de suelo. Un detalle que no es baladí: si te tienen que hacer fotos en un juzgado, mejor un original de Misako que una falsificación de Prada.     

Pero volvamos a la decisión de la audiencia de Málaga que reconoce que si la Pantoja no sale de prisión, tanto por aplicársele el tercer grado (que solo le obligaría a dormir en la celda) como por la suspensión de la condena, es porque el suyo es un caso especial con el que se quiere dar ejemplo. Es más, dice que si accediera a la petición de la defensa de la cantante se "generaría en el ciudadano una sensación de pérdida de confianza en la intervención estatal frente al desarrollo de algunas conductas delictivas consideradas socialmente como graves".

A Isabel Pantoja no le queda otra que tener paciencia y dedicar el tiempo, que seguro que pasa muy lento, en pensar en que falló ella y no estar todo el día quejándose de lo que los demás le han hecho.   

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...