Corte y confección

La infanta Sofía, princesa por un día

Paula Echevarría David Bustamante Nieves Álvarez Infanta Sofía
1 / 7

1 / 7

Infanta Sofía. La primera comunión de la Infanta Sofía

2 / 7

Siguiendo los pasos de su hermana. Pocos actos públicos

3 / 7

La comunión de Leonor

4 / 7

Una gran contradicción

5 / 7

Nieves Álvarez. Los hijos de Nieves Álvarez

6 / 7

Paula lleva a Daniella a catequesis. La comunión de Daniella Bustamante

Más Sobre...

Niños famosos

9 de mayo de 2017, 09:33

Empieza la temporada de comuniones, un clásico en la crónica social venido a menos desde que a los niños se les tapa la cara y los que protagonizan la celebración acaban siendo los padres. Entre los pocos menores que no gozan del privilegio del anonimato están la princesa Leonor y su hermana, la infanta Sofía, porque no juegan en la liga de “los hijos de famosos que qué culpa tienen”, sino en la de “niños cuyo futuro depende de lo conocidos y queridos que lleguen a ser”. Las apariciones públicas de Leonor y Sofía están racionadas por eso es de agradecer que en su vida pasen cosas extras como la celebración de su Primera Comunión que, de alguna manera, las coloca en el escaparate en el que no siempre se encuentran cómodas pero qué remedio les queda. En unos días, la infanta Sofía seguirá los pasos de su hermana Leonor y, además, será protagonista por un día.

La Primera Comunión la de la infanta Sofía se celebrará el 17 de mayo, miércoles, en la iglesia de Nuestra Señora , en Aravaca, el mismo barrio residencial de Madrid donde se encuentra el colegio Santa María de los Rosales, donde estudia la niña y su hermana, Leonor, y donde estudió su padre, el rey Felipe. Sofía, acompañada de otros niños y niñas que, como ella cursan cuarto de primaria, recibirá la comunión vestida con el uniforme del colegio como hizo su hermana hace dos años. Al tratarse de un acto religioso, la celebración se considera, con toda lógica, un acto familiar aunque respondiendo a la atención pública la familia real posará a la llegada a la iglesia, como sucedió en cuando Leonor recibió el Sacramento. Unas fotos en las que parecía que Leonor era la pobre cenicienta y su hermana Sofía, vestida de blanco, la princesa, y donde, además, padres y abuelos vestían como para ir a una comunión. Porque esa es la contradicción del nuevo modo (y, más cristiano) de recibir el Sacramento, los niños lucen vestuario austero pero los familiares siguen considerándolo una fiesta.

Hace unos días, la modelo Nieves Álvarez convertía en una pasarela la comunión de sus hijos gemelos, Brando y Bianca, de los que no se vio el rostro, pixelado en las fotos, pero sí los zapatos ya que su madre mostró, a través de las redes sociales, no solo el calzado que llevaron sus hijos sino todo su vestuario y complementos, (los de ella) para que quedara claro quien había patrocinado el evento. ¿Es necesario?, ¿es elegante? Cuando además todo lo que llevaba puesto, especialmente el reloj serpiente es claramente identificable. Nieves tiene un estilazo poco común, aunque siempre aparece demasiado seria, y ha logrado a sus 45 años declarados seguir siendo una modelo de referencia, por eso qué necesidad tiene de hacer públicas las etiquetas del vestuario que estrena en una celebración tan íntima y familiar como la comunión de sus hijos.

Relacionado con esta noticia

A saber si la verdadera razón por la que la Primera Comunión de Daniella, la hija de David Bustamante y Paula Echevarría está paralizada es por la imposibilidad de la madre de aprovechar la ocasión para presumir de estilismo. La celebración se llevará a efecto cuando más convenga a los intereses de los padres y ahora ya tienen bastante lío con gestionar la atención provocada por su separación diferida.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...