Corte y confección

Fernando Alonso y Lara Álvarez ya no se ajuntan

Lara Álvarez Fernando Alonso
lara alvarez en abu dhabi con fernando alonso

Más Sobre...

Rupturas de famosos

15 de marzo de 2016, 08:48

“Devuélveme el rosario de mi madre y quédate con todo lo demás, lo tuyo te lo envío cualquier tarde, no quiero que me veas nunca más”. Son las frases del estribillo de una canción que popularizó María Dolores Pradera y que escenifica una ruptura sentimental. Ya es hora de que alguien actualice la versión y la adapte a los nuevos tiempos dado que ahora, además de no existir los rosarios, lo que se lleva es intentar borrar el rastro de los/las ex en redes sociales. Eso es lo que ha hecho Fernando Alonso (34) tras romper con Lara Álvarez, (29) la presentadora de programas como “Supervivientes” con la que mantenía relaciones desde hace un año y cuatro meses. El ex campeón, ahora en horas bajas, no solo ha cortado el noviazgo, también ha hecho desaparecer de su cuenta de Instagram --que tiene más 375.000 seguidores--, todas las fotos en las que aparecía Lara, quien a su vez ha hecho lo mismo y en su cuenta, --con 220.000 seguidores--, también ha borrado el rastro del corredor de Fórmula Uno. De momento, ni el una ni la otra se han bloqueado en sus respectivas cuentas de Twitter y en la de Alonso, con más de dos millones de seguidores, aún se puede leer un mensaje que hace referencia a los rumores de ruptura que el desprecia con su habitual simpatía natural.

La afición que tienen los famosos, y lo no tan famosos e incluso los que solo son conocidos en su casa, por documentar su vida privada es realmente sorprendente. Los primeros lo hacen para fastidiar a los reporteros gráficos, regalando en sus redes sociales fotos que no quieren que les hagan los profesionales. En ese afán, a menudo, se complican la vida y, sobre todo, la exponen sin calcular los riesgos. Borrar unas fotos o unos mensajes de las redes sociales es misión imposible. Antiguamente se sabía que para destruir unas fotografías comprometedoras no valía con romper las copias en papel, había que quemar también el negativo para no dejar rastro, pero ahora se queda todo en esa nube a la que van a parar todas las imágenes y de ahí, no hay quien las borre.

Las fotos del idilio entre Fernando Alonso y Lara Álvarez que ellos mismos colgaron de Instagram no son, sin embargo, la única prueba de una relación que tuvo momentos estelares como cuando el piloto se desplazó hasta Honduras donde Lara estaba trabajando como presentadora de “Supervivientes”. La pareja se ha paseado por medio mundo, principalmente en los circuitos de Formula Uno y quien sabe si Fernando no ha ido ligando cabos y ha acabado convencido de que su estrella en los circuitos empezó a apagarse coincidiendo con el tiempo que ha durado su intensa relación con Lara. La razón de la ruptura no puede ser más vana: el trabajo de cada uno de ellos les absorbe y les distancia, ya que él viaja mucho por la Fórmula Uno y ella, de vez en cuando se va a Honduras, a la isla de los supervivientes. La cuestión es que Lara, que ya fue novia de Fernando Ramos, está de nuevo libre y aunque no se de cuenta ahora, quizá a la larga lo agradecerá, porque Fernando Alonso, que anteriormente estuvo casado con la cantante Raquel del Rosario, sigue prefiriendo los coches a las novias, aunque hasta la fecha ni los coches, ni las novias le han dado buen resultado. Será que se cree mejor conductor de lo que es.

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...