Corte y confección

"En el verano de 1983 Bertín Osborne y Ana Obregón estaban juntos"

Bertín Osborne Ana Obregón
ana obregon en la tuya o en la mia

Más Sobre...

Romances famosos

2 de febrero de 2016, 09:21

Adoro a Bertín Osborne por su espléndida madurez; por la dignidad con la que afronta los problemas de discapacidad de su hijo Kike; por la relación que mantiene con su mujer, Fabiola Martínez, (que envidia me da); porque es simpático y divertido; porque aunque como cantante no pasará a la historia es un buen profesional y por muchas cosas más, pero sobre todo lo adoro porque no ha tenido ningún problema en admitir que tuvo un lío, o como le quieran llamar, con Ana Obregón, cuestión que la presentadora ha negado varias veces desde que fue desvelada por quien firma este blog.

Relacionado con esta noticia

Seguramente, Ana Obregón no recuerda el verano en el que fue detrás de Bertín Osborne por tierras catalanas, concretamente en la Costa Brava y más concretamente en Platja d’Aro, mientras él actuaba, pero yo sí. Principalmente porque el cantante fue amable y paciente con una periodista a quien no conocía de nada --que además no era precisamente fan de su música--, mientras la entonces aspirante a actriz se paseaba cual pavo real para llamar la atención de Bertín, irritada porque no le hacía ningún caso. En aquel momento, me pareció que Bertín Osborne aunque no tenía muchas ganas de entrevista se prestó al cuestionario para tener una excusa y alejarse durante un ratito de Ana. Entonces, la verdad, me pareció que la actitud del cantante era un poco machista y hasta sentí cierta simpatía por Ana. Del mismo modo que pensé que Ana tenía una paciencia infinita cuando aquella misma noche se tragó todo el recital de Bertín, sentada en lo alto de la plaza de toros de Platja d’Aro, habilitada como recinto de conciertos, esperando luego en la puerta del camerino para, ya de madrugada, volver al hotel con el cantante. Ana igual no se acuerda, pero yo sí y por eso no he tenido más remedio que volver a revivir aquellas horas después de que ella se haya empeñado a fondo en negar, estos últimos días, su relación con el cantante. Es obvio que, como ella ha declarado, yo no estaba debajo de su cama para saber lo que hacían pero, chica, no me hizo falta porque, sinceramente, era obvio lo que estaba pasando. Y tengo que decir, además, que entonces ni el uno, ni la otra me interesaban lo más mínimo. Error de juventud, sin duda, porque hay que ver hasta donde han llegado: él a casi todo, ella a casi nada.

Lo tengo todo guardado en la memoria y si, en algún momento consigo encontrar mi baúl de los recuerdos, que temo perdido en alguna mudanza, incluso puedo intentar buscar las fotografías que atestiguan que el verano de 1983, o al menos unos días de agosto, Bertín Osborne y Ana Obregón estaban juntos. Ignoro si, como ha reconocido Bertín, también lo estuvieron en 1977 cuando ambos tenían 22 años, pero aunque no seré yo quien corrija al cantante: o bien repitieron experiencia o hay una confusión de fechas para no dar más pistas a terceros implicados.

Después de la emisión del programa “En la tuya o en la mía”, sobre todo por la manera en la que Ana le tiraba indirectas al cantante y por el modo en el que el las desviaba estaba claro que entre ellos había habido más que palabras. Es normal que por respeto a sus hijas, Bertín no quisiera remover un asunto que, como él mismo ha reconocido, no tuvo ninguna trascendencia pero es de agradecer que, una vez desvelada, admita la relación sin más tonterías. Yo se lo agradezco y me declaro su rendida admiradora, como agradecida estoy a Ana porque sus olvidos me honran.

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...