Corte y confección

El dia que la madre de Rebeca se encontró con su 'primo' Benicio del Toro

Rebeca y su madre, Francisca

24 de marzo de 2018, 13:30 | Actualizado a

La escena se produjo hace diez años en un hotel de Barcelona, donde el actor Benicio del Toro presentaba la película 'Ché', en la que daba vida al célebre guerrillero. En la atestada sala de prensa se encontraba una mujer madura y oronda a la que algunos veteranos identificaron como Franciska, en sus tiempos célebre cantante melódica y entonces, y ahora, madre de la también cantante Rebeca. Mientras el actor portorriqueño estaba contestando preguntas sobre la película desde la fila cuarta se levantó Franciska gritando: “Benicio, Benicio, no me conoces. Soy tu prima”. La cara de estupor del actor era de las que hacen época, creía que se trataba de una 'performance' mientras el resto de los presentes que conocían al personaje, claro, se lo tomaban a coña. Franciska siguió agitando la mano y soltándose de los responsables del evento que intentaban, sin lograrlo, que se sentara. Finalmente abandonó muy ofendida la sala mientras relataba, ya en el pasillo, su supuesto parentesco con el actor.

Franciska es el nombre artístico de Francisca del Toro y, según ella, su padre llegó de Puerto Rico a Barcelona a principios de los años 40, primera afirmación soprendente pues en aquellos años lo habitual es que los españoles huyeran a Puerto Rico y no a la inversa. En la isla caribeña quedó un hermano del padre de Franciska quien, con los años, sería el padre de Benicio del Toro. El asunto no podía ser más delirante, pero nunca se sabe porque Sara Montiel, la mayor fabuladora de todos los tiempos, mezclaba con tanto arte mentiras y verdades que resultaba difícil separar ficción de realidad. Nadie la creyó cuando aseguró que en los años 50 los guerrilleros de Fidel Castro habían intentado secuestrarla en Cuba y luego resultó ser verdad. Claro que Saritísima también contó que tras cobrar un millón de dólares por una película que hizo en Hollywood se subió a un avión y en pleno vuelo se le ocurrió contar el dinero y, como llevaba la ventanilla abierta se le volaron todos los billetes. ¿Cómo? Las ventanillas de los aviones no se abren y si lo hacen es que está a punto de estrellarse.

Algunos años después de su encuentro con su supuesto primo, que no daba crédito al numerito de Franciska y que posteriormente explicó que no solo no conocía de nada a la señora sino que su padre no tenía ningún hermano que hubiera viajado de Puerto Rico a Barcelona, la madre de Rebeca acudió a un 'Sálvame' en el que Jorge Javier le preguntó sobre el particular. “¿Es verdad que eres prima de Benicio del Toro?” Y ella humildemente contestó: “Bueno, es sobrino de mi padre”. Hija, que es lo mismo.

La fábula de su parentesco con el actor no es nada comparada con el cuento que lleva repitiendo desde hace algunos años y que, ahora, ha rescatado en un delirio que ha alcanzado mayor repercusión: Franciska asegura que su hija Rebeca es fruto de sus relaciones con Jesús Hermida al que conoció en Nueva York a finales de los años 60. Pues mucho tuvo que durar el embarazo porque Rebeca nació en 1978 cuando el fallecido periodista llevaba ya algunos años en España. Cargarle un hijo a un muerto es más grave que hacerse pasar por prima de un vivo siempre que nos lo tomemos en serio. Tras la última proclamación de esa supuesta paternidad, Francisca del Toro se ha echado para atrás, seguramente porque alguien le debe haber dicho que los verdaderos hijos de Hermida la pueden llevar a los tribunales por difamación y por el disgusto que le ha dado a su hija Rebeca, curada ya de espanto por las locuras de su madre pero ahora dolida por la ofensa a la memoria de su verdadero padre, José María Pous.

Franciska tiene un curioso parecido con Pilar Abel, la vidente de Figueres empeñada en demostrar que era hija de Salvador Dalí. Podían hacer un club.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?