Corte y confección

Cindy Crawford le canta los 40 a Richard Gere

Cindy Crawford Richard Gere
cindy crawford y richard gere

29 de septiembre de 2015, 09:06

La modelo Cindy Crawford, a punto de cumplir 50 años, ha desvelado que lo pasó muy mal cuando, a los 25, se divorció de Richard Gere, que por aquel entonces tenía 42.  En 1991, Cindy era la cara más conocida de Estados Unidos y Gere, que aún permanecía soltero, despertando no pocos comentarios por su ambigüedad sexual y su pasión por el Dalai Lama, acababa de protagonizar “Pretty Woman”, la película que le convirtió en un galán romántico dejando atrás su imagen como joven algo atormentado que le persiguió desde que interpretó “American gigoló” y más tarde “Oficial y caballero”. La boda de Cindy y Richard siempre estuvo rodeada de misterio y bajo la sospecha de ser una unión amañada que beneficiaba a los dos, incluso se llegó a decir que el actor se encaprichó de la modelo cuando la vio en un catálogo de fotos que había elaborado un amigo suyo fotógrafo de moda. Le pareció que casarse con la modelo acabaría con los rumores de su homosexualidad, que le perseguían a pesar de haber interpretado al gigoló de la película, en una de cuyas escenas enseñaba sus partes nobles mientras escogía qué camisa, qué pantalón y qué corbata de Armani se ponía para acudir a complacer a su próxima clienta.

Curiosamente en los 80, cuando protagonizó “American gigoló”, Gere que nació en 1949, tuvo relaciones con mujeres  mayores que él, como Diana Ross o Bárbara Carrera que le llevaban cinco años. No llegó a casarse con ninguna de las dos, ni con ninguna otra, hasta que, en 1991, con 42 años, soltero de oro, se casó con Cindy Crawford, de quien se divorció en 1995.

Cindy Crawford ha explicado ahora que se sintió dentro de un cuento de hadas, cuando Richard Gere le pidió matrimonio, casi como Julia Roberts en la película, salvando la profesión de cada una de ellas. Una vez casados, sin embargo, la modelo se dio cuenta de que el actor solo la quería para lucirse y que entre ellos no había nada en común. La diferencia de edad tuvo la culpa. “Los 20, para las mujeres, son la época en que comenzamos a conectarnos con nuestro ser, a sentir nuestro propio poder y a conectarnos con nuestra fuerza interior”, ha dicho Cindy quien evita referirse a lo que les pasa a los hombres a partir de los 40.

Richard Gere fue sumando años pero seguía prefiriendo a las novias más jóvenes. En 1996, a los 47 años, se casó con la modelo y actriz Carey Lowel, 16 años más joven que él, con quien tuvo a su único hijo, Homer James Jigme (este último un nombre tibetano que significa “sin miedo"). La pareja se separó años después, pero no firmó su divorcio hasta el año 2013, lo que permite suponer que aunque a  Richard Gere lo que le gusta de verdad es estar solo y defender a los budistas y al Dalai Lama, de vez en cuando se empareja para no dar de qué hablar. La última novia de Richard Gere es la española Alejandra Silva con la que ha batido su propio récord de diferencia de edad ya que la muchacha solo tiene 32 años, es decir 34 menos que el actor.

Cindy, por su parte, se casó en 1998 con el empresario Rande Gerber que solo le lleva tres años y con quien ha tenido dos hijos, Presley y Kaia. En su libro, titulado “Becoming”, que juega con el doble sentido de “conveniente” y “atractivo”, la modelo asegura que cuando superó que el cuento de hadas con Gere acabó en pesadilla, se dedicó a buscar a alguien con quien compartir la vida de igual a igual.  

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...