Corte y confección

Bienvenidos al Hotel Marivent

Mariángel Alcàzar
Marivent

14 de julio de 2015, 09:16

La última visita que recibió Marivent fue la de la primera dama estadounidense, Michelle Obama, quien el verano de 2010 se acercó a Mallorca para almorzar con los reyes Juan Carlos y Sofía y la entonces princesa Letizia, tras pasar unos días en Marbella. En los primeros años del anterior reinado y el primero del actual no se han dado las circunstancias apropiadas para acoger a huéspedes más allá de los íntimos, tipo princesa Irene de Grecia y el matrimonio formado por Jean Frucheaud y Tatiana Razdziwil, prima ella de doña Sofía. ¿Qué pasará este año? La ilusión de muchos sería que los Reyes invitaran a pasar unos días en Marivent a cualquiera de los ‘royals’ de Europa, principalmente a los reyes de Holanda. El rumor se ha extendido por la isla, cuando faltan unas semanas para la llegada oficial de don Felipe y doña Letizia, con sus hijas, Leonor y Sofía.

El último fin de semana, los Reyes y sus hijas han estado en Marivent y se han paseado por la isla, visitando Cabo Pinar, un parque natural ubicado en Pollensa que es zona militar y tiene acceso restringido, tanto por tierra como por mar. Un gesto de los Reyes para reiterar su compromiso con Mallorca, aunque su presencia en la isla sigue pegada a la polémica por el escaso uso que se hace de la residencia y por las últimas peticiones de las nuevas autoridades baleares para que los jardines de Marivent se abran al público al menos diez meses al año.

El primer fin de semana de agosto, los Reyes y sus hijas volverán a la isla y esta vez lo harán con luz y taquígrafos aunque, de momento, solo está previsto que permanezcan alrededor de diez días para, más tarde, como hicieron el año pasado y como hacían en sus tiempos de príncipes, buscar un lugar mas discreto para pasar unas vacaciones privadas. Un deseo comprensible pero que convierte a Marivent en un lugar infrautilizado ya que habrá quien no entienda que el palacio mallorquín solo se use para albergar a la reina Sofía y que los actuales reyes acaben escondidos en cualquier otro lugar.

Marivent

La única solución para Marivent vuelva a ser lo que fue y no se cuestione su coste y su utilización es que vuelva a ser la residencia de verano de la familia real, un lugar donde se recibe, se descansa y también se utiliza para promocionar el turismo en la isla. La invitación a los Reyes de Holanda, Guillermo y Máxima, y sus hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariana, de la misma edad que la princesa Leonor y la infanta Sofía, sería una excelente operación de imagen para la familia real y también para las Baleares. O, incluso se podría invitar a los duques de Cambridge, para que el príncipe Guillermo recorriera el escenario que compartió con sus padres, Carlos y Diana, y su hermano, Enrique, los años 1986, 1987, 1988 y 1990. Incluso vestir al pequeño Jorge con la misma camiseta de rayas que lució Guillermo cuando era pequeño y jugaba en las escaleras de Marivent para deleite de las decenas de fotógrafos británicos que se desplazaron hasta Mallorca para captar unas imágenes que dieron la vuelta al mundo.

De momento, lo único seguro es que los Reyes y sus hijas posarán en una sesión fotográfica, o dos, como hicieron el año pasado y también ofrecerán una recepción a los representantes de diversos sectores de la sociedad mallorquina. Don Felipe participará algunos días en las regatas de la Copa del Rey Mapfre y también recibirá al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...