Corte y confección

Bertín se excusa en una paella para romper con Arévalo

Bertín Osborne
Bertin y Arevalo

19 de octubre de 2017, 17:24

Dejémonos de tonterías, qué demonios nos importa si Paula, David y Ares forman ángulo o triángulo, si Belén se casa, o si Dulce, por fin, confiesa la verdad, lo auténticamente preocupante es la ruptura de las relaciones entre Bertín Osborne y Paco Arévalo, por un quítame esa foto de twitter. El doliente cómico valenciano no entiende como su otrora hermano no le coge el teléfono desde que, hace algunos meses, hizo pública en sus redes sociales una fotografía en la que se daba a conocer que el rey Juan Carlos había compartido una paella junto al cantante y el humorista, la infanta Elena, la mujer y dos de las hijas de Bertín y otras personas. Lo último que Arévalo oyó de boca de Bertín fue “quita la puta foto esa” y, desde entonces, el silencio, y lo que es peor la sospecha de que el cantante ha aprovechado la indiscreción del humorista para acabar con él. El asunto debía venir de largo y la foto no es más que la excusa.

La publicación de la foto provocó una serie de comentarios de otros usuarios de las redes y Arévalo retiró la publicación pero ya no pudo volver atrás. ¿Cuál es pues la verdadera razón del mosqueo con Arévalo? y, ¿Por qué se ha enfadado Bertín? Es verdad que en la Zarzuela no son muy partidarios de que la gente haga públicos en las redes sociales sus encuentros con las reales personas pero, desde luego, entienden que, en la mayoría de los casos, no tiene más importancia, sobre todo si quien cuelga la foto también aparece en ella. Otra cosa sería, utilizar claramente la imagen de un miembro de la familia real con un fin espurio, que no parece el caso.

Arévalo cometió varios fallos, el primero dar al rey Juan Carlos el título de emérito que es lo que peor le puede sentar. Eméritos son los catedráticos y los obispos, principalmente y según definición de la RAE (Real Academia de Lengua Española) “al emérito se le concede la potestad de participar en las tareas que le eran propias antes de su retiro”, que no sería el caso del anterior monarca. El segundo fallo del humorista fue creer que a los paelleros les haría gracia que se supiera que habían compartido mesa con don Juan Carlos y, al parecer, el resto de comensales sí eran personas discretas.

Quizá Bertín pensó, o alguien le dijo, que al rey Juan Carlos no le había hecho gracia la publicación de la foto y ahora en pleno éxito, decidió que no le convenía seguir vinculado al cómico con quien, antes del “boom” televisivo, ha compartido escenario por media España. Pero, esa actitud, por una razón tan baladí, no parece propia del cantante que, en repetidas ocasiones, ha dado muestra de ser un tipo que no se toma demasiado en serio la vida y menos aún, ese tipo de tonterías. Arévalo parece un buen tipo y Bertín, también y si es verdad que ha utilizado esa memez para distanciarse del cómico tendríamos que empezar a creer que la fama se le subido a la cabeza. Puede que Arévalo fuera un indiscreto o, simplemente, quiso compartir un encuentro feliz, pero tanto como no hablarle parece demasiado, a no ser que Bertín haya utilizado esa tontería para quitarse de encima a Arévalo. O la última posibilidad, que todo sea una treta de ambos y en breve asistamos a su reconciliación coincidiendo con el estreno de su nueva obra de teatro.

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...