Corte y confección

"Belén cuando poses para tu novio, mete barriga"

Mariángel Alcàzar
Belen esteban cuando poses para tu novio, mete barriga

Más Sobre...

Vacaciones de los famosos Verano Biquini famosas

10 de agosto de 2017, 15:18

El verano es muy traicionero, sobre todo si te pillan en un renuncio en la playa, con el pelo alborotado, pringosa de crema y con las carnes al aire. No seré yo quien malmeta contra esos cuerpos que, castigados por los años, los embarazos o las cervecitas, ya no pueden competir en la liga de tipos perfectos, pero sí se puede aconsejar a quienes viven o pretenden hacerlo de su imagen que procuren cuidar su estilismo veraniego o, al menos, que no se pillen un rebote cuando se ven en las portadas de las revistas.

Pero también hay casos, como el de Rosa Benito, a quien Dios le ha venido a ver en una playa de Gandia. Desde luego, la ex de Amador puede presumir de cuerpo a sus 61 años y es que la portada de Lecturas permite proclamarla la reina del verano, por encima de muchas veinteañeras que, ni hartas de lechuga, lucen como la antiguamente conocida como Rosa Venenito. A la que fue cuñada y confidente de Rocío Jurado le ha sentado muy bien salir de “Sálvame” donde no estaba a la altura de los tiburones que habitan en esas aguas que, ahora, le están hincando el diente a esa cándida pretenciosa que es Anabel Pantoja. La sobrinísima quien, seguramente, a falta de otro sustento con su tía Isabel de nuevo encerrada en Cantora, no tiene más remedio que sentarse tarde tras tarde a que le den hasta en el carné de identidad y parece mentira que con el tiempo que lleva en la tele aún no haya aprendido a sortear las dagas y entre al trapo de todas las provocaciones. Entre la chulería de su prima Chabelita, la indolencia de su primo Kiko, quien por cierto tiene el cuajo de presumir de lo mucho que su hija Ana se le parece, Anabel Pantoja emerge como la sufridora de la familia.

No hablaré de María José Campanario, bueno solo un poquito, ya que es evidente que no pasa por su mejor momento anímico pero solo comentar que ahora que Belén Esteban se ha quitado de encima la sombra de Jesulín, resulta que la Campa se tiñe de rubio como si quisiera parecerse a la madre de Andreíta. Por cierto que Belén, que sí está en plena forma emocional, no tiene manías a juzgar por las fotos que ella misma ha publicado en las redes sociales durante las vacaciones que ha pasado con su Miguel en un hotel de Menorca, de la misma cadena a la que pertenece el que le sirve de morada cuando está en Benidorm, caritos los dos, por cierto. Pero ella puede y más ante la perspectiva de que más pronto que tarde algo recibirá de las cuentas pendientes que tiene con Toño Sanchis. Un único consejo: “Belén cuando poses para tu novio, mete barriga.”

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...