Corte y confección

Banderas deja colocada a Melanie

Mariángel Alcàzar
Antonio Banderas y Melanie Griffith
Gtres

Más Sobre...

Divorcios famosos

10 de diciembre de 2015, 11:49

No le ha ido mal a Antonio Banderas su paso por Hollywood. Del acuerdo de su divorcio de Melanie Griffith se deduce que tiene el suficiente patrimonio como para pasarle a su ex 65.000 dólares al mes, que vienen a ser 60.000 euros o, para los antiguos, diez millones de pesetas. Y eso hasta que Melanie se muera o se case con otro que, yo de ella, me arrejuntaría como hacen los jubilados en España para no perder la pensión de viudedad. Ya se sabía que la pareja había llegado a un arreglo con las casas por el que vendieron la residencia familiar por 16 millones de euros y se repartieron el dinero; la casa de Aspen quedó para Melanie y ya la ha puesto a la venta por 9 millones, mientras el apartamento de Nueva York se lo queda Antonio y también la casa de Marbella. En el acuerdo aparecen dos cuadros de Picasso y otras bagatelas que se han repartido amigablemente.

Relacionado con esta noticia

De estos datos también se deduce que Melanie no ahorró nada en sus buenos tiempos como actriz y que con todo lo que se quejaba de que no habían papeles para ella y que trabajaba poco, la situación le ha ido de perlas pues ha podido demostrar que no tiene ingresos ni posibilidad de tenerlos en el futuro y nuestro Antonio tiene que pasarle una mensualidad que quizá no le da para aviones privados pero sí para manicura y pedicura y hasta para masajista diaria.

Desde luego, las mujeres de Hollywood se lo montan de miedo aunque seguramente han alcanzado esos derechos porque en algún momento lucharon por ellos. Se supone, además, que si hubiera sido Melanie la que hubiera ganado más que Antonio el acuerdo le hubiera beneficiado a él.

A Banderas sus dos divorcios, el primero con Ana Leza, y este segundo y último, por ahora, le han costado una pasta porque los dos se han dirimido en Estados Unidos pero no parece que pagar le haya amargado el carácter. Quizá la procesión vaya por dentro pero, hay que reconocer que se lo toma bien. Si puedes pagar 60.000 euros a tu propia es que tienes mucho más.

El actor anda desde hace unos meses ennoviado con Nicole Kimpel, una mujer muy inquietante. No solo porque tiene una hermana gemela que a veces acompaña a la pareja y hace difícil distinguir quien es quien, sino porque todos los que han coincidido con ella en los actos a los que ha acompañado al actor comparten la impresión de no haber observado el menor signo de afecto entre Antonio y Nicole. La joven, que en teoría es relaciones públicas y agente inmobiliaria, de entrada no habla, ni se comunica con nadie, se sitúa detrás del actor y piensa en lo suyo. Recientemente, con motivo de la estancia de Antonio Banderas en Barcelona para recibir un homenaje de la Academia del Cine Catalán, los comentarios acerca de la actitud de Nicole Kimpel presentaban a una mujer fría y distante que hacía sufrir con su actitud displicente a los muchos amigos del actor que si por algo se caracteriza es por presentarse como una persona atenta y cariñosa. El sabrá, quizá prefiere ahora a una mudita distante después de tantos años aguantando a Melanie y su irritante voz al llamarle constantemente “Antoniooo” con acento inglés.

Relacionado con esta noticia

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...