Corte y confección

Antonio Banderas y su novia cautiva disfrutan de la Semana Santa en Málaga

Antonio Banderas
Antonio Banderas y Nicole

13 de abril de 2017, 11:05

Nicole Kimpel, la novia de Antonio Banderas, siempre me ha parecido una mujer inquietante. Tan hierática, tan perfecta, tan mudita y, al mismo tiempo, tan sinsustancia, y, además, tan poco singular, teniendo en cuenta que tiene una hermana gemela, Bárbara, con quien formaba dúo por algunos círculos sociales, en busca de inversores, decían ellas, hasta que se toparon con el actor malagueño que decidió apostar por una. Por cierto, esta Semana Santa, en Málaga, las dos hermanas han coincidido con Raquel Bernal, la venezolana que se casó con Álvaro Múñoz Escassi, que parece la tercera gemela Kimpel.

Relacionado con esta noticia

Según le confesó Banderas a Bertín Osborne, el encuentro con las hermanas Kimpel se produjo en 2014 en una fiesta durante el festival de Cannes; primero vio a Bárbara pero no le hizo ni fu, ni fa, pero cuando apareció Nicole, exactamente igual físicamente, su corazón se desbordó. Sería por las feromonas, sin duda, y desde ese momento y previa confirmación de que el matrimonio de Antonio y Melanie Griffith había acabado, Nicole se asió al brazo del actor y en esa postura sigue casi tres años después, dejando a un lado, se supone, todas sus ocupaciones profesionales. Al menos Amal Alamuddin, de cuya actividad como abogada de derechos humanos, civiles y otras causas perdidas, no habíamos tenido noticias antes de casarse con George Clooney, no solo acompaña al actor en festivales, conferencias y actos sociales, de vez en cuando también se presenta en algún tribunal para ejercer como defensora. Muy mona, eso sí y muy estilosa, pero nadie pone en duda que Amal, ahora, Clooney sea una abogada, aunque ahora entre los gemelos que espera y vestirse ideal para acompañar al guapo actor, su actividad sea meramente testimonial. Es famosa y sus causas tienen visibilidad.

No es el caso de Nicole quien igual tiene una actividad propia desbordante pero más parece que su ocupación principal sea la que estar junto a su novio, seguirlo en sus rodajes, fiestas y apariciones, la última en la Semana Santa malagueña, por donde pasó Melanie que hasta se colocó peineta y mantilla y parecía lo que era, una yankee en la corte del Cristo Cautivo. Por cierto, Melanie ha colgado de sus redes sociales un vídeo del paso de la procesión del Cautivo por las calles de Málaga, se supone que antes de que se formara la tangana que acabó con varios detenidos y de la que, por supuesto, el Cristo no tiene ninguna culpa. Melanie ha dicho recientemente que la culpa de la ruptura de su matrimonio con Banderas es que se sentía atrapada y que ahora quiere disfrutar de la vida y hacer lo que quiera ella.

Banderas también le confesó a Bertín que lo que más le gusta de Nicole es que sea ajena a su mundo, es decir que no sea actriz ni nada parecido. La guerra de egos no le va y Nicole no solo no le hace la competencia, sino que es la perfecta mujer que sabe estar a la sombra del hombre importante. Antonio Banderas se cansó de guerras y optó por la paz, se entiende pero no sé porque la historia es demasiado perfecta, como de catálogo. Busco una novia guapa y fina pero que, sobre todo, no moleste.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...