Corte y confección

Alba y Olvido no son tan diferentes

Mariángel Alcàzar
olvido y Alba

Más Sobre...

Polémicas de famosos

26 de julio de 2016, 15:01

Han tenido que pasar 48 horas para poder digerir la frase del año. “No tienes vergüenza; no eres un ejemplo para las mujeres”, pronunciada por ese dechado de virtudes que es Alba Carillo y dirigida a Olvido Hormigos. Quien habló que su casa honró, que diría mi abuela. Olvido no es, desde luego un ejemplo, pero no por su declarada y aceptada promiscuidad sexual sino por que no parece controlar la situación y, en ocasiones, más que ejercer su libertad sexual parece que se deja utilizar como una muñeca hinchable.

Relacionado con esta noticia

Pero, Alba, hija mía, tú tampoco eres un ejemplo para las mujeres, más pendiente de conservar tu estatus de mujer casada que de dar con un verdadero compañero de vida. Lo intentó con Fonsi Nieto y se fue con un hijo, método que –y no digo que ella lo utilizara—usan algunas mujeres para garantizarse una especie de plan de pensiones maternal y, además, hacerse las heroínas porque tienen que sacar a sus hijos adelante.

No justifico que el tenista guaperas dejara colgada a Alba, pues él tenía que haber sido el primero en dar el paso del matrimonio por más que le presionaran entre los unos y lo otros, pero tengo que admitir que lo comprendo, porque después de ver el brote que le dio a Alba Carrillo en el último “Hable con ellas”, removiéndose contra Olvido Hormigos, hay que reconocer que la ex de Feliciano resulta, como poco, atacante.

Y, aún más, la rabia con la que Alba le habló a Olvido no parecía fruto de la vergüenza ajena que, en ocasiones, produce el comportamiento de la ex concejala de Los Yébenes, sino una especie de resentimiento porque reconocía en Olvido a alguna de las mujeres que se acercaron a su marido mientras ella perdía el tiempo jugando a las casitas y machacando a las criadas. O, aún más, en realidad a Alba Carrillo le gustaría ser otro modelo de mujer de las que no daremos nombres para poder calificar con mayor rigor: aquellas que, aún pareciendo unas señoritas modositas y decentes, utilizan el atractivo sexual que despiertan en los hombres para lograr sus propósitos. Olvido, y ya lo he dicho muchas veces, va de que es una mujer libre que disfruta libremente de su sexualidad pero hay un punto de exhibicionismo que despierta rechazo y recelo. La ex concejala no es tan cínica como parece, ni tan lista como para haber aprovechado su indudable atractivo para engatusar algún incauto y sacar partido. Como musa sexual no cuela porque para eso hay que ser más canalla y sobre todo no compaginar los encuentros alternativos con una digna vida de madre y esposa. Vamos que no se puede estar en misa y repicando.

Las mujeres han ido recorriendo espacios de libertad pero siempre ha sido a cambio de perder estatus y esa posición, tan cómoda a veces, de ser esposa y mantenida. Pero Alba Carrillo no se puede poner estupenda y situarse como modelo frente a Olvido Hormigos que, ciertamente, es una diletante sexual pero ella, Alba quiero, decir es una quiero y no puedo.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...