Vidas propias

Ver actuar a Ricardo Darín hace que valga la pena haber sacrificado la siesta dominical

Jorge Javier Vázquez
Ricardo Darín

26 de octubre de 2017, 11:27 | Actualizado a

El domingo salgo a almorzar con P. a un restaurante repleto de padres con hijos pequeños y padres con hijos mayores. Tras la comida, veo que en al mesa de al lado una chica de treinta y largos tiene cogida la mano de su padre, un señor mayor. Me enternece el gesto. Yo hago lo mismo con mi madre. Y si mi padre estuviera también lo haría. Por la tarde vamos a ver a Ricardo Darín al teatro. No llego a conectar con la función pero ver actuar a un mito como el actor argentino hace que valga la pena haber sacrificado la siesta dominical.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?