"Puedo entender el malestar de la gente pero no comparto la forma que manifiesta su descontento"

¿Y tú qué opinas?

Miguel de Molina

11 de diciembre de 2014, 08:30

Por fin sale Ángel Ruiz al escenario y en cuestión de minutos se camela al público, que al final de la función se levanta instantáneamente de sus asientos para aplaudir su talento. Le aplauden, entre otros, Juan Valderrama, Miguel Poveda, Jaime Chávarri, Cari Lapique, Jaime Peñafiel. Miguel Albadalejo y una María Luisa Merlo entusiasmada por el jaleo que se había formado. “Qué bien que el teatro levante tantas pasiones, ha sido maravilloso”, exclamaba entre risas al ver las caras de circunstancia del equipo.

 

Llego a casa derrotado y P. intenta consolarme pero poco puede hacer. Así es la vida: entré al teatro y escuché varios “Te queremos” por parte del público que al instante se transformaron en gritos de “Sinvergüenza” para inmediatamente aplaudirme en cuanto me dejaron explicarme. Demasiadas sensaciones en muy poco tiempo. Puedo llegar a entender el malestar de la gente pero no comparto la forma que manifiesta su descontento. Tanto escándalo y tanta corrupción ha provocado que se haya instalado tal clima de desconfianza en la sociedad que lo primero que pensamos es que nuestro vecino nos roba.

 

Al día siguiente, los teléfonos no paran de sonar en la oficina de nuestra distribuidora. Nadie quiere dejar de tener en su ciudad la función que provoca tantas pasiones en Madrid. Yo llego a trabajar con la tensión por los aires y el médico me coloca un orfidal debajo de la lengua para calmar mi ansiedad.

 

Leo todo lo que se publica sobre el asunto y me reconforta ver cómo no sólo nadie aprovecha para repartir leña sino que se muestran comprensivos con lo que sucedió. Las muestras de cariño y solidaridad recibidas por los compañeros son más beneficiosas que cualquier ansiolítico. Renuevo mis votos de amor con la profesión.

 

Por Jorge Javier Vázquez

Ya sé que no me conocéis y que nunca habéis oído hablar de mí… así que voy a aprovechar esta oportunidad para ir con frecuencia a mi archivo mental y vaciar la papelera en este blog en un intento de no colapsar mi ordenador personal, ya de por sí siempre lleno de ideas sin salida.

Lo más visto

  1. El peor momento de Antonio Orozco
  2. El nuevo dardo de José Luis Moreno dedicado a Sandra Barneda
  3. "Durante muchos años tuve miedo a hacerme las pruebas del VIH"
  4. Las cinco cosas que se llevó Alba Carrillo de casa de Feliciano López y que quizá tenga que devolver
  5. Esta semana, en Lecturas, Kiko, Makoke y sus hijos nos reciben en su casa