Vidas propias

"No hay vuelta atrás: los toros acabarán desapareciendo en España"

Jorge Javier Vázquez Elena de Borbón Rey Juan Carlos de Borbón Francisco Rivera
Rey toros

20 de agosto de 2015, 08:45 | Actualizado a

No hay vuelta atrás: los toros acabarán desapareciendo en España. Y entonces nos convertiremos en un país más avanzado. Jamás habían estado tan cuestionados. Superada la época en la que la tauromaquia se consideraba un arte, por fin comienza a calar en la población la sensación de que algo falla en toda esta historia. Antes se apelaba al romanticismo para justificar la muerte del toro: moría dignamente, luchando contra el ser humano, enfrentándose a su destino. Nos tragamos esa bola como quien comulga con ruedas de molino. Yo, el primero. Pero ya está. Ya basta. No más. Ya nos hemos divertido bastante a costa del sufrimiento animal. Que se lo pregunten sino al rey emérito, que sigue acudiendo a los toros despreciando la sensibilidad de millones de personas que fueron sus súbditos. Y a su hija Elena, que incluso lleva a las plazas a sus hijos menores de edad. Ellos representan la peor cara de los Borbones: juerguistas de manual antañón, egoístas, insolidarios y superficiales. Dos señoritos de postín que manchan la labor de Felipe VI y Letizia. No estoy de acuerdo con los tuits que le han deseado la muerte a Francisco Rivera. No me gusta que se promueva el odio. Le deseo una pronta y rápida recuperación. Escrito lo cual: Rivera escogió torear esa tarde. Dudo que, puestos a elegir, el toro que lo cogió hubiera preferido morir en una plaza tras más de una hora de continuo sufrimiento. La muerte es uno de los actos más íntimos a los que tiene que enfrentarse un ser vivo. No debemos consentir que se siga convirtiendo en un espectáculo.

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?