"Mi padre tenía poca paciencia conmigo porque no sabía hacer nada de lo que él controlaba"

¿Y tú qué opinas?

jorge javier

17 de marzo de 2015, 09:18

De vez en cuando a P. le da por poner la casa patas arriba y darle un lavado de cara. Cuando eso sucede yo intento armarme de paciencia y tener la boca cerrada el mayor tiempo posible para evitar conflictos. Ahora le ha dado por pulir el suelo, o sea que no puedo salir de mi habitación a no ser que quiera masticar polvo a cascoporro.

 

Él intenta excusarse por el jaleo montado pero le digo que no hace falta. Es más, casi se lo agradezco porque al llegar a casa y aspirar ese olor tan inconfundible que dejan las obras  he vuelto a mi niñez. Me he acordado de cuando mi padre decidía cambiar el papel de las paredes y tiraba de mí para que le echase un cable. Un suplicio, porque él era muy manitas para esas cosas y yo soy un negado. Siempre acababa regañándome por mi torpeza pero cuando acabábamos de empapelar toda la casa nos poníamos todos muy contentos, parecía como si la estuviéramos estrenando de nuevo. Mi padre tenía poca paciencia conmigo porque no sabía hacer nada de lo que él controlaba: electricidad, bricolaje, arreglos múltiples. Han pasado más de quince años desde que murió y ahora echo de menos que me riña por esas cosas. 

Por Jorge Javier Vázquez

Ya sé que no me conocéis y que nunca habéis oído hablar de mí… así que voy a aprovechar esta oportunidad para ir con frecuencia a mi archivo mental y vaciar la papelera en este blog en un intento de no colapsar mi ordenador personal, ya de por sí siempre lleno de ideas sin salida.