"Mercedes Milá es esa presentadora a la que cualquier director arriesgado desearía tener"

¿Y tú qué opinas?

Mercedes Milá
Gtres

30 de septiembre de 2014, 10:02

No me gusta la gente que no se la juega en su trabajo. Por eso, y por un montón de cosas más, admiro a Mercedes Milá. Fue de las primeras profesionales que supo entender que la televisión está hecha para ser vista y no para divertir sólo a los que la hacen.



 

La Milá sale a un plató a ganar la batalla y a morir si hace falta. No hay otra manera de trabajar en televisión: o presentas un programa con la misma pachorra que una vaca mirando un tren o te lanzas a hacer piruetas mortales si hace el caso con tal de que la gente no cambie de canal.

 

Luego estarán los puristas que digan que no hay que hacerlo todo por la audiencia pero es que a mí frases tan hechas como vacías de contenido me provocan bostezos de aburrimiento.

 

Claro que hay que hacerlo todo por la audiencia: subirse a una mesa, bailar un pasodoble, vestirte de manzana, peinarte a lo novia de Frankenstein y si viene al caso enseñar las bragas.

 

Mercedes Milá es nuestra 'showoman' por antonomasia, esa presentadora a la que cualquier director arriesgado desearía dirigir. Exigente, deliberadamente imparcial, inconformista y respondona. Rápida como ella sola.

 

Entiendo a aquellos que la critican. Lo hacen porque les come la rabia al saberse incapaces de hacer ni la millonésima parte de lo que ella hace. Milá es al espectáculo como sus detractores al tedio cercano a la muerte.

Por Jorge Javier Vázquez

Ya sé que no me conocéis y que nunca habéis oído hablar de mí… así que voy a aprovechar esta oportunidad para ir con frecuencia a mi archivo mental y vaciar la papelera en este blog en un intento de no colapsar mi ordenador personal, ya de por sí siempre lleno de ideas sin salida.