Vidas propias

"Me duele que Pilar Eyre sea tan dura con ella misma"

Jorge Javier Vázquez Pilar Eyre
Pilar Eyre

28 de octubre de 2015, 07:00

La finalista del premio Planeta del año pasado vuelve con una nueva novela: ‘Nomeolvides’. Nada más empezarla me engancho. El libro de mi amiga Pilar me divierte, me enternece, me hace sonreír y, a la vez, preocuparme por ella. Le sucede lo que a Benjamin Button: cumple años para atrás y eso le hace ser más ingenua, más espontánea, menos resabiada, más divertida, más optimista, más generosa. Pero también más vulnerable. Si en el anterior libro nos explicó con todo lujo de detalles la devastadora pasión que vivió con Sébastien, en ‘Nomeolvides’ creo que conoceremos la resolución de la historia –voy por la página 120– y un montón de anécdotas relacionadas con el premio Planeta. Eyre, que es valiente y decidida, no duda en mostrarse como una mujer insegura y un pelín neurótica, necesitada de afecto y a veces demasiado obsesionada por su aspecto físico. Como amigo, me duele que a veces lo pase tan mal y que sea tan dura consigo misma. Está viviendo uno de los mejores momentos de su vida y tiene gente alrededor –entre los que me cuento– que la adora. Conversar con ella significa disfrutar, reírse, pasárselo bien. Y qué alentador resulta saber que siempre que la necesitas está dispuesta a echarte un cable. No sé cómo acabará su libro, pero dan ganas de llamarla ya para decirle que si el tal Sébastien no da señales de vida, que le vayan dando. Seguro que no es un caballero que se viste por los pies. P.D: La última frase la escribo porque Pilar y yo nos descojonamos vivos con esas frases hechas tan absurdas.

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...