"La primera entrevista que vendí se la hice a Loles León, allá por el Pleistoceno"

¿Y tú qué opinas?

Loles León
Gtres

20 de noviembre de 2014, 08:00

La primera entrevista que vendí a un medio importante se la hice a Loles León, allá por el Pleistoceno. Yo era un pipiolo que hacía mis pinitos y Loles vino a Barcelona para colocar un condón gigante a un buzón de correos de las Ramblas con el fin de concienciar a la gente contra el SIDA. Le pedí una entrevista y me la concedió en una habitación del hotel Colón.

Recuerdo que le pregunté si no estaba harta de tener una imagen tan transgresora y me respondió: “Oye, la Macarena lleva miles de años con la misma imagen y nadie le ha dicho nada”. Me compró la entrevista la revista ‘Tiempo’ –cuando la revista era la bomba– y me pagaron veinte mil pesetas, un dineral.

El sábado viene Loles a cenar a casa con Maeso y lo primero que hace es echarme la bronca porque no recuerdo lo suficiente –públicamente, quiero decir– este hecho. Pasamos una noche brutal. Loles en estado puro es oro: cáustica, divertida, reivindicativa y mandona. Hablamos de todos y de nada. Pasamos revista al universo farandulero y cortamos cientos de trajes.

Cuando se va me quedo con un regusto agridulce. La crisis también se ha cargado el universo verbenero que formaba la troupe Almodóvar: Bibiana, Rossy, Elena Benarroch, ella misma. Ya no queda nada. Quizás porque nunca lo hubo.

Más Sobre...

Por Jorge Javier Vázquez

Ya sé que no me conocéis y que nunca habéis oído hablar de mí… así que voy a aprovechar esta oportunidad para ir con frecuencia a mi archivo mental y vaciar la papelera en este blog en un intento de no colapsar mi ordenador personal, ya de por sí siempre lleno de ideas sin salida.

Lo más visto

  1. El hijo de Rocío Carrasco rompe a llorar en un homenaje a su abuela
  2. Paula Echevarría pasa de nuevo por el quirófano
  3. La hija de Paz Padilla presenta de la manera más divertida a su novio
  4. Así es el ‘yerno’ de Paz Padilla que ha dado el salto a la fama
  5. Una escotada Mariló Montero, fan número uno de su hija, Rocío Crusset