Vidas propias

"Intuyo que le gusta gustar y coquetea sin tapujos con la cámara y consigo mismo"

Pablo Alborán

18 de noviembre de 2014, 09:07

De los primeros programas que se hizo para promocionar su posteriormente archiconocido ‘Solamente tú’ fue ‘Sálvame’. Luego en muchas entrevistas le preguntaban qué hacía cantando en programas como ese y él cortaba tajante: “Me trataron con muchísimo respeto”, decía sin despeinarse las pestañas. Y supongo que al entrevistador se le colocaba el rabo entre las piernas ante la imposibilidad de que Alborán echara espuma por la boca acerca de este asunto.

 

Lo entrevisto para ‘Hay una cosa que te quiero decir’ y me quedo pillado. Sigue siendo el muchacho de Málaga que mira con ojos de asombro lo que le está sucediendo pero ha adquirido unas deliciosas tablas a la hora de hacer entrevistas.

 

Intuyo que le gusta gustar y coquetea sin tapujos con la cámara y consigo mismo. Aprovecha cualquier excusa para mostrarse como el vecino de al lado pero en cuanto te descuidas dedica una caída de ojos al respetable cargada de dobles sentidos.

 

Intenta ir de bueno pero cuando baja la guardia le sale una vena de malote que te deja enganchado. Durante la entrevista me tuve que quitar varias veces las gafas porque se me empañaron los cristales. Y no precisamente porque en el plató hiciera calor.

 

Respiré aliviado cuando se fue. Se llega a quedar un poco más y me imprimo fotografías tamaño natural para repartirlas por toda la casa.

 

Loading...