Vidas propias

"Ha desperdiciado muchos años de su vida pensando que el mundo está en contra de ella"

Jorge Javier Vázquez
Raquel Bollo

28 de mayo de 2015, 08:00

 Ha conseguido algo inaudito en ‘Sálvame’: que todos los colaboradores estén de acuerdo en algo. Ninguno aprueba su forma de manejarse. Pese a tener esa imagen de mujerona de rompe y rasga, Raquel sigue siendo una niña que se maneja por la vida a golpe de impulsos. No valora, no piensa, no recapacita. Se limita a hacer, y cuando se da cuenta de que se ha equivocado persiste en su error e intenta echar la culpa a los demás, eludiendo cualquier tipo de responsabilidad. Una niña. Ese comportamiento tiene justificación cuando tienes doce años. Al pasar la barrera de los cuarenta se convierte en agotador para uno mismo y para los demás. Raquel es una experta en confundir y confundirse. Maneja como pocas el arte del confusionismo, que consiste en trufar un hecho de medias verdades y añadirle unas gotas de resignación con el fin de conseguir la cándida aprobación del público. Es una mujer rota que ha encontrado su lugar en el mundo en un clan, el Pantoja, que se mueve muy a gusto entre la pena y la queja. Raquel ha desperdiciado muchos años de su vida pensando que el mundo está en contra de ella. De ella depende, sólo de ella, abandonar esa idea y dedicarse a vivir y disfrutar como una adulta.

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...