"Desde aquí le digo a Bigote: ¿por qué no has aparecido antes en nuestras vidas?"

¿Y tú qué opinas?

Marçia Teresa Campos Jorge Javier Vázquez

4 de diciembre de 2014, 08:30

También lo tiene Teresa. Coincido con ella en Telecinco durante la grabación de un anuncio con el que pretendemos enseñar a los espectadores cómo resintonizar la tele. Voy a tener que vérmelo unas cien veces para colocar un poco de orden en mi aparato porque P. y yo estamos volviéndonos locos con los dichosos cambios.



 

Nuestro reino no pertenece a ese mundo. Ni al bricolaje. Y eso que cuando conocí a P. me aseguró que era muy hábil con las manos pero se refería a otros asuntos.

 

Le pregunto a Teresa que si se coge vacaciones en Navidad. Me contesta que sí y que quiere hacerse un viajecito. Le pregunto que con Bigote o sin Bigote. Se ríe y se le ilumina el rostro como si tuviera quince años.

 

Vuelvo a la carga y le pido que me diga dónde va, no vayamos a coincidir también en vacaciones. No me lo dice y entonces soy yo el que le pido no saberlo “porque no quiero que llegado el momento puedas recriminarme que me he ido de la lengua”. Al escuchar esas palabras comienza a reírse y se larga con la risa puesta. Desde aquí te lo digo, Bigote: ¿por qué  no has aparecido antes en nuestras vidas?

El blog de Jorge Javier Vázquez

Por Jorge Javier Vázquez

Ya sé que no me conocéis y que nunca habéis oído hablar de mí… así que voy a aprovechar esta oportunidad para ir con frecuencia a mi archivo mental y vaciar la papelera en este blog en un intento de no colapsar mi ordenador personal, ya de por sí siempre lleno de ideas sin salida.

Lo más visto

  1. Iñaki Urdangarin en libertad sin fianza y seguirá viviendo en Suiza
  2. El triángulo de Terelu, Kike y Mónica Hoyos
  3. "Imagino los gritos apagados de Rocío Carrasco, viendo a sus hijos participando en un eterno funeral, cargado de folklore y mercadeo"
  4. El emotivo nuevo tatuaje de Rocío Flores, que no gustará a su madre
  5. El hijo de Rocío Carrasco rompe a llorar en un homenaje a su abuela